Menú Buscar
Pablo Iglesias, candidato de Podemos, durante un mitin de la campaña del 20D.

Iglesias fija el referéndum como condición para cualquier pacto post 20D

El líder de Podemos se compromete a celebrar un referéndum independentista vinculante en Cataluña en 2016 si consigue ser presidente del Gobierno

Redacción
3 min

El candidato de Podemos a las elecciones generales, Pablo Iglesias, fijará la celebración de un referéndum en Cataluña como una condición sine qua non para llegar a un pacto postelectoral de investidura con otras fuerzas tras el 20D.

Así lo ha asegurado durante un coloquio organizado este miércoles por El Periódico en Barcelona, en el que ha señalado que, además del referéndum sobre la independencia de Cataluña, fijaría otras condiciones para apoyar al candidato de otro partido, como "garantizar los derechos sociales".

No rompería España

Iglesias se ha mostrado convencido de que, si su partido tiene "una posición de fuerza" tras las generales, "el sentido común se puede imponer", y, para él, este sentido común recomienda la convocatoria del referéndum.

Un referéndum que, en su opinión, no rompería España, ya que lo que de verdad rompe España es "la corrupción y que el derecho a la educación y la sanidad no estén garantizados".

Críticas a PP, PSOE y PSC; loas a Maragall

Por otra parte, el líder de Podemos ha acusado al PP de ser la principal fábrica de independentistas en España tomando decisiones como impugnar el Estatuto ante el Tribunal Constitucional. "Si Rajoy sigue cuatro años se va querer independizar de España hasta Valladolid", ha concluido.

Iglesias ha criticado al PSC por no apoyar la celebración del referéndum independentista y por someterse a "una relación de dependencia jerárquica del PSOE". En cambio, ha elogiado al ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall, que abandonó el PSC.

Referéndum independentista vinculante en 2016

En otro acto previo organizado por La Vanguardia, también en Barcelona, el candidato de Podemos se ha comprometido a que, si es presidente del Gobierno tras el 20D, convocará un referéndum independentista vinculante en Cataluña en un año como máximo: "Más de un año sería no asumir la actualidad de esta cuestión".

Según Iglesias, que ha insistido en que él no quiere la secesión de Cataluña, "la legalidad actual permite" celebrar ese referéndum sin tener que cambiar la Constitución.