Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pablo Iglesias anuncia en el Congreso el fracaso de las conversaciones a tres bandas.

Iglesias acelera para alcanzar un acuerdo con IU de cara a las nuevas elecciones

El líder de Podemos estaría dispuesto a que Alberto Garzón fuera en uno de los primeros puestos de la lista conjunta por Madrid

Redacción
3 min
Podemos e Izquierda Unida trabajan para conformar una alianza de cara a una nueva cita electoral y así no perder el apoyo que, según los sondeos, sufrirían si deciden ir por separado.

Las conversaciones se han iniciado, pero el objetivo no es fácil y es que las tornas han cambiado: ahora es el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien parece tener más interés en alcanzar un acuerdo, pero parte de su partido, en concreto la liderada por hasta ahora su número dos, Íñigo Errejón, no quieren ir más allá de “acuerdos territoriales”.

Sumas que restan

Iglesias medita ofrecer a Alberto Garzón uno de los primeros puestos en una eventual lista electoral conjunta por Madrid, lo que podría relegar a Errejón y que demostraría la distancia que existe actualmente entre los líderes de la formación.

El bando errejonista del partido sigue defendiendo “acuerdos territoriales” sin conformar una alianza conjunta en toda España, que es lo que exigió IU antes del 20D y mantiene ahora. En la base de esta decisión estaría rentabilizar el voto con coaliciones territoriales --que el sistema electoral premia con más representación en el Congreso-- como ya se demostró con las listas conjuntas con En Marea, En Comú Podem o Compromís.

Muchas expectativas, poca concreción

En la dirección de Podemos no han cerrado todavía ninguna propuesta concreta, pero la idea de una alianza estatal ya no se descarta y están dispuestos a estudiarla cuando haya que entablar oficialmente negociaciones con Izquierda Unida una vez que se disuelvan las Cortes y se convoquen las elecciones.

El propio Iglesias ha asegurado que Garzón y él tienen "la obligación de conversar" para estudiar una posible alianza; estando dispuestos a ir más allá de la estrategia fijada en las pasadas elecciones de diciembre y que fue ideada por Errejón.

La división de Podemos

Por su parte, en IU mantienen las condiciones que exigía en diciembre el líder de la organización y que fueron rechazadas por Podemos. Desde IU aseguran que no darán nuevos pasos hasta que se confirme que no habrá investidura y hasta que el partido morado no fije una posición oficial y unánime.

De momento, voces como la del dirigente Gaspar Llamazares siguen expresando sus recelos a esa posible alianza global con Podemos y ya anuncian su voto en contra de IU. Ahora, falta por ver si Podemos se mantiene unida, o el ala crítica liderada por Errejón alza la voz.