Menú Buscar
Los gurús de Puigdemont Salvador Cardús y Agustí Colomines / CG

Los ideólogos de la ‘vía eslovena’ que engañaron a Torra

“Hemos pasado de la revolución de las sonrisas a la revolución de las milicias”, critican fuentes soberanistas, que señalan a Colomines y Cardús como instigadores del modelo violento

11.12.2018 00:17 h.
7 min

Si algo caracteriza el proceso es la influencia que tienen determinados gurús independentistas en la acción del Govern. Nunca han sido votados en unas elecciones, pero su ascendente en Carles Puigdemont primero y Quim Torra después es incuestionable. El último ejemplo del peso que tiene ese poder intelectual es la vía eslovena invocada por el presidente de la Generalitat para lograr la secesión unilateral. Dos ideólogos están detrás de esa nueva ocurrencia, según aseguran fuentes soberanistas: Agustí Colomines y Salvador Cardús. El primero ya coqueteó con la necesidad de muertos para que una revolución prospere. El segundo los invoca también, para asegurar que es el Estado español el que los quiere, y no Torra.

“Hemos pasado de la revolución de las sonrisas a la revolución de las milicias sin solución de continuidad”, denunciaba ayer un dirigente nacionalista tras la tormenta política que generaron las palabras de Torra durante la presentación del Consejo de la República. Lo dijo en un contexto de máxima crispación, pues radicales secesionistas se preparan para sembrar el caos el próximo día 21, fecha en la que el Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez se reunirá en Barcelona.

Huelga de hambre y sacrificios

Que Cardús y Colomines asisten a los brainstorming del núcleo duro de Puigdemont es algo suficientemente conocido. Como lo es la necesidad de mantener la agitación, sean en forma de huelga de hambre en las cárceles, sea haciendo llamamientos al sacrificio. ERC se ha desmarcado de ambas estrategias, alimentadas por el historiador y exdirector de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, Agustí Colomines. El impulsor de la Crida aseguró el pasado mes de octubre que “de momento, en todas las independencias del mundo ha habido muertos. En la nuestra, hemos decidido que no queremos. Si decides que no quieres, pues tardas más. El proceso es mucho más largo”. Después quiso rectificar, pero ya había sembrado la semilla del martirio al que Torra se refirió el pasado fin de semana.

Por su parte, Cardús salió en defensa del presidente catalán reinterpretando sus palabras --“se olvidan de decir que la violencia la ejerció el ejército serbio. O sea, en nuestro caso el español”, ha dicho-- y arremetiendo contra La Vanguardia, el diario donde trabajó durante 18 años y que le despidió el pasado mes de enero. El rotativo del grupo Godó se sumó a las críticas a Torra por apoyar ese modelo que causó 76 muertos.

El PSC pide la comparecencia de Torra

La apuesta de Torra por el modelo esloveno ha indignado a toda la oposición política y ha dividido a los independentistas. Las reacciones han sido tan rotundas que los propios promotores de esa nueva ocurrencia secesionista han reculado y precisan que rechazan la vía cruenta.

Sin embargo, el PSC ha pedido la comparecencia parlamentaria del presidente de la Generalitat para que dé explicaciones sobre “un eventual recurso a la vía eslovena para lograr el objetivo de la secesión unilateral de Cataluña respecto a España”. Asimismo, pretenden que Torra aclare su apoyo a las acciones que preparan grupos organizados para boicotear la celebración de un Consejo de Ministros en Barcelona el 21 de diciembre. "Pedimos su comparencia por sus palabras que generan, como poco, alarma apelando a la violencia para la independencia", explicó la portavoz del PSC, Eva Granados.

Tal como informó Crónica Global, radicales independentistas se preparan para asaltar el Parlament y el Palau de la Generalitat de forma violenta ese día para exigir que se implemente la república catalana. Durante estos últimos días, los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) han dado muestras de su virulencia, tanto en la concentraciones que tuvieron lugar en Girona y Terrassa, donde los Mossos d’Esquadra tuvieron que cargar --Torra dio marcha atrás ayer en su intento de exigir al consejero de Interior, Miquel Buch, que llevara a cabo una purga en la cúpula del cuerpo por esa intervención--como en las autopistas y carreteras cortadas durante la operación retorno del puente.

"En Cataluña no tenemos un Govern, tenemos un comando separatista", aseguró el diputado de Ciudadanos (Cs), Nacho Martín Blanco, tras recordar que "la vía eslovena" es "un caso que generó decenas de muertos en una confrontación civil. Es inaudito que un presidente llame a actos insurreccionales que perjudican a los catalanes”. El diputado de la formación naranja afirma que Torra no ejerce de presidente de la Generalitat, es un pirómano que envenena la convivencia” al hacer "proclamas de violencia en la calle”. Martín Blanco considera una "irresponsabilidad enorme" apostar por un conflicto con “consecuencias devastadoras" por lo que cree que "el Govern está inhabilitado para gobernar con un mínimo de dignidad".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información