Menú Buscar
Flores y coronas de familiares en contenedores en el cementerio de Montjuïc de Barcelona / CG

"Identificaron el cuerpo de mi tía por una pulsera que nunca llevó"

Familiares del derrumbe del cementerio de Montjuïc de Barcelona denuncian el "caos" que se vive con la comprobación de los cuerpos

09.05.2018 00:00 h.
6 min

"Identificaron el cuerpo de mi tía por una pulsera del hospital. Cuando les dije que murió en una residencia y que nunca llevó ese complemento, no supieron reaccionar". Quien habla es una familiar de María Collado, una de las afectadas por el derrumbe de 144 nichos en el cementerio de Montjuïc de Barcelona el 15 de septiembre de 2017. Allegados de las personas inhumadas en el camposanto, y cuyas sepulturas resultaron afectadas, han denunciado a este medio el "caos" que suponen los trabajos de identificación de sus seres queridos.

Uno de los que ha tenido una amarga experiencia es José Agustín López. Este vecino de Badalona (Barcelona) explica que Cementiris de Barcelona, la empresa municipal que dirige Jordi Valmaña, ha colocado a su difunta esposa en otra sepultura provisional. "No sé si la que hay dentro es mi mujer", avisa. ¿Por qué alberga dudas? "Porque me dijeron que la identificaron por una placa que había en el ataúd y por el grueso y estatura de los restos cadavéricos", lamenta. Su esposa falleció apenas un año atrás.

Contenedores con runa tras el derrumbe del Cementerio de Montjuïc  / CG

Contenedores con cascotes tras el derrumbe del Cementerio de Montjuïc  / CG

"Descontentos"

Los familiares de las 350 personas inhumadas en el bloque de nichos que se vino abajo aseguran estar "descontentos" con la gestión que han hecho Cementiris y el Ayuntamiento de Barcelona de la crisis. Mientras el concejal encargado de arreglar el desaguisado, Eloi Badia, trata de evitar indemnizaciones millonarias forzando pactos con las familias, éstas muestran su desazón por la "inhumanidad" mostrada por un ejecutivo local que se reivindica como "popular" y por una empresa municipal que arroja beneficios año a año. "Si me preguntas a mí, estoy muy descontenta", admite Maria Dolors Cecilia.

"La sepultura de mi madre fue una de las afectadas por el hundimiento. Cuando acudí a Montjuïc para ser atendida psicológicamente, pues dijeron que había terapeutas de emergencia, no había ninguno. Después, reinhumaron los restos de mi madre de forma provisional hasta que la pudieran identificar. La pusieron en una caja low cost de madera que nada tenía que ver con el ataúd por el que habíamos optado cuando falleció. Desde entonces, pocas reuniones y menos información. Yo ya no sé qué pensar ni sentir", lamenta esta vecina de Barcelona.

Pared apuntalada en el cementerio de Montjuïc / CG

Pared apuntalada en el cementerio de Montjuïc de Barcelona tras el derrumbe de septiembre de 2017 / CG

"Pasar página"

Con más tranquilidad se toma la crisis María Dolores García. Esta afectada ha firmado el documento en el que Cementiris promete devolver el nicho de su familiar al estado original. A cambio, claro está, de que ella no interponga una demanda que conlleve una indemnización económica. "Mi tía y mi abuela estaban enterradas en el bloque que colapsó. Uno de los dos ataúdes quedó intacto, por lo que la identificación fue fácil. La empresa municipal me ha dicho que, cuando se reconstruya el bloque en 2019, podrán volver a sus sepulturas originales", ha aclarado.

B., otro de los familiares que resultó impactado por la tragedia, también ha estampado su firma en el documento de conciliación. "En mi caso es una cuestión de pasar página. No quería alargar más un capítulo de mi vida a olvidar. Ellos prometieron dejarlo todo como está. Tampoco sabía que tenía derecho a reclamar una indemnización. Y, francamente, no sé hubiera intentado reclamarla", ha admitido.

Estado de las tumbas tras el derrumbe del Cementerio de Montjuïc  / CG

Nichos cercanos a la zona del derrumbe del Cementerio de Montjuïc de Barcelona / CG

"Sólo se salva la Síndica"

Más difícil será que Cementiris y el equipo de gobierno de Barcelona tranquilicen a la familia de Maria Collado. "De todos los que han intervenido desde que ocurrió el desastre, sólo se salva la Síndica de Barcelona. En mi opinión, fue ella la que puso firmes a la empresa municipal y al ayuntamiento", defiende una de las parientes. Los esfuerzos de Maria Assumpció Vilà quizá no serán suficientes. Este núcleo familiar aún espera la identificación de algunos de los componentes del nicho familiar. "Han reinhumado los que han podido identificar. El resto, lo tienen todo mezclado", denuncian.

"Yo tengo identificados a tres miembros y medio de la sepultura familiar. No se trata de una broma macabra. El cuarto no está al 100% aislado. ¿Los otros cinco o seis? No sé lo que pasará con ellos. Hemos firmado la autorización para desinhumar a los que están enterrados para que les hagan pruebas de ADN. Pero sinceramente tenemos poca confianza en que se pueda identificar a todos", ha remachado Eva Mañoso, otra de las afectadas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información