Menú Buscar
Miquel Iceta, primer secretario del PSC / EP

Iceta cuenta las "naciones" que hay en España: "Ocho"

El primer secretario del PSC defiende su alternativa a la inmersión lingüística e insiste en el diálogo para soluciona el "problema catalán"

Gerard Mateo
5 min

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha respondido la pregunta que ninguno de los representantes del PSOE, partido que defiende la plurinacionalidad en España, contestó en los debates electorales previos al 10N. ¿Cuántas naciones hay en el país? “Ocho”.

En una entrevista en La Razón, defiende que Cataluña es una nación, porque mientras para algunos “nación y estado son lo mismo”, para el PSC no lo son. “España es una nación de naciones, y las naciones que viven en España son plurales”, insiste. Desliza que “nación” es “un sentimiento de comunidad”, y que en Cataluña “la nación es para todos los catalanes hablen catalán o castellano”. Y sí, las ha contado: en España hay “ocho” naciones.

Ocho nacionalidades

“Según los Estatutos de Autonomía, ocho, y si sumamos el preámbulo de Navarra, nueve. Los Estatutos de Galicia, Aragón, Valencia, Baleares, Canarias, Andalucía, País Vasco y Cataluña dicen que son nacionalidades, o nacionalidades históricas. Nación y nacionalidad son sinónimos”, responde en la entrevista. Ello ha provocado todo tipo de reacciones en Twitter.

Otro asunto que ocupa la agenda del PSC es la propuesta de adaptar la inmersión lingüística. Explica que su intención es “reforzar el catalán donde haga falta, el castellano donde haga falta y el inglés en todas partes”. ¿Es esto inmersión o es otra cosa? Para él es “flexibilizar” el modelo: “Queremos que la sociedad sea plurilingüe”.

Mejora del autogobierno y financiación

Dicho esto, también analiza la situación en Cataluña, comunidad que aspira a presidir –y pide a Quim Torra que convoque elecciones—: “Mi compromiso es buscar la unidad”. Afirma que “muchos de los que se fueron del partido” ahora vuelven porque, en sus palabras, el PSC tiene un “proyecto que pretende solucionar el conflicto político a partir de un diálogo”. Sin más, sostiene que todo pasa “por la mejora del autogobierno, financiación y mayor incidencia en las decisiones de Estado”.

Por otra parte, se refiere a las negociaciones entre PSOE y ERC –asegura que la relación es fluida— para la investidura de Pedro Sánchez. Dice que “todo depende” de los republicanos, y que unas terceras elecciones darían alas a la derecha: “Para España y para el problema catalán no son alternativas”. Por cierto, esgrime que Vox “no” es un partido constitucionalista. Y que Junts per Catalunya “está más cerca del bloqueo” que de la solución.