Menú Buscar
El presidente de la Generalit, Quim Torra, junto al líder del PSC, Miquel Iceta / TV3

Iceta apuesta por la transversalidad de los pactos y confía en JxCat para mantener la Diputación

El líder del PSC se muestra contrario a "injerencias externas" que modifiquen los acuerdos alcanzados tras las elecciones del 26 de mayo

08.07.2019 11:06 h.
3 min

"Tenemos un acuerdo firmado, un compromiso de gobierno y confiamos en que se cumplirá". El líder del PSC, Miquel Iceta, ha confiado en que JxCat mantendrá el pacto que firmaron ambos partidos el pasado viernes para gobernar la Diputación de Barcelona, que presidirá la socialista Nuria Marín, a pesar de las presiones de sus socios de ERC en la Generalitat.

Las palabras de Iceta, en una entrevista en TV3, tienen lugar después de que JxCat haya respondido a las críticas de ERC con la oferta de liquidar el acuerdo de la Diputación si ambos partidos independentistas se comprometen a romper todos los pactos "con los partidos del 155". Así, aunque el líder del PSC se ha mostrado confiado en que se respete lo firmado, asegura que “es muy temerario” descartar un giro de guión de última hora.

Frenar "injerencias externas"

Así, ante la posibilidad que la situación de la Diputación de Barcelona afecte al resto de ayuntamientos catalanes, Iceta se ha mostrado contrario a “cualquier injerencia externa” en los pactos locales tejidos a raíz de las elecciones del 26 de mayo.

"Hay una cosa que tenemos que recordar: estos acuerdos a nivel municipal se han hecho en cada lugar. ¿Ahora a los de Figueres les diremos 'no, es que en Barcelona hemos decidido otra cosa'? ¿A los de Tàrrega? A los de Sant Cugat les diremos que 'lo que habéis hecho no vale para nada porque alguien fuera de aquí ha decidido que os conviene otra cosa'. ¿Para qué hacemos elecciones municipales?", ha reflexionado.

Objetivo Barcelona

El líder del PSC ha subrayado que JxCat ha mantenido una “lógica local” en lo que respecta a la Diputación de Barcelona, son el objetivo de poner la administración al servicio de los ayuntamientos, sin importar “de qué color son”.

"Contrariamente a lo que se pueda entender, nosotros no queremos ni dividir partidos ni enfrentar a otros partidos. Nuestro objetivo en Barcelona era muy claro: intentar preservar la presidencia en la medida que éramos el primer partido", ha resuelto.