Menú Buscar
Francesc Homs, portavoz de Democràcia i Llibertat en el Congreso, en su intervención en la primera jornada del debate de investidura de Pedro Sánchez.

Homs: "No hay solución al tema de Cataluña sin una votación"

El portavoz de DiL reclama un referéndum y ve ambigüedades en el pacto PSOE C's en asuntos como la inmersión lingüística

Carles Bellsolà
8 min

Democràcia i Llibertat (DiL), la coalición que encabeza CDC en el Congreso, votará esta tarde no a la investidura de Pedro Sánchez, con el principal argumento de que el candidato socialista no apoya la celebración de un referéndum independentista en Cataluña. Así lo ha expresado este martes el portavoz de DiL, Francesc Homs, en su intervención en el debate, que también ha apuntado dudas sobre el pacto entre PSOE y C's en lo que respecta a Cataluña.

"No hay solución al tema de Cataluña sin una votación", ha expresado Homs. "Todo acuerdo de cambio pasa por aceptar la realidad plurinacional [de España] y, en consecuencia, la posibilidad de que se pueda celebrar un referéndum en Cataluña", ha enfatizado, en una intervención en la que se ha remontado a los tiempos de la aprobación del Estatut, y muy especialmente a la sentencia del Tribunal Constitucional que lo recortó en 2010, en forma de lista de agravios.

Recuerda el Estatut

"Pensábamos que la última palabra la tenía el pueblo de Cataluña, pero no fue así", ha exclamado Homs, refiriéndose al referéndum del Estatut en Cataluña y a la sentencia posterior. En este sentido, ha retado a Sánchez a que explique "qué defendería" ahora mismo, si "el Estatut que el PSOE apoyó en esta casa, o el que salió triturado del Constitucional".

"Simplemente esperamos que se pueda votar con normalidad en un referéndum", ha añadido aun Homs, ya en sus turnos de réplica, y tras las afirmaciones de Sánchez de que el PSOE no iba a "romper la soberanía nacional". "Yo no digo que usted debe estar a favor de la independencia, sólo digo que facilite que se pueda votar en Cataluña", ha dicho.

Ambigüedades del pacto PSOE-C's

El político convergente ha criticado también lo que su formación considera ambigüedades del pacto de PSOE y C's para llevar a Sánchez a la presidencia del Gobierno. "Hemos analizado el acuerdo, y permite decir al PSOE una cosa y a Ciudadanos la contraria". Y ha destacado el punto concreto del modelo de inmersión lingüística en las escuelas catalanas, cuando ha dicho que para la portavoz de C's en el Parlament, Inés Arrimadas, el acuerdo "entierra la inmersión lingüística", y que para su homólogo del PSC, Miquel Iceta, "la preserva".

Hechos estos ataques, Homs también ha mostrado una retórica predisposición al "diálogo". "Estamos expectantes, abiertos a un diálogo sin vetos y sin prejuicios", ha asegurado. A la vez que añadía, en referencia velada al proyecto independentista, que "no dejaremos de seguir el camino que la ciudadanía nos ha marcado, y que no es otro que el que siguen las instituciones en Cataluña".

Reivindicación vasca

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban ha criticado la “firma mediática” de Sánchez y Albert Rivera. “Usted pide gratis el voto para su candidatura, dice ‘fíense de mí porque la alternativa es peor’. ¿Por qué nos vamos a fiar?”. Esteban cree que al proyecto del socialista le faltan concreciones. “Es una ideología nebulosa en la que resalta el rechazo al nacionalismo vasco y catalán”, lo cual impide el voto favorable de su partido.

El peneuvista ha valorado positivamente la buena voluntad del PSOE hacia su partido, pero “usted niega la posibilidad de consultar a catalanes y vascos sobre su futuro, pero ¿hace falta negar eso en un documento cuando usted está tan necesitado de votos?”.

Afirma que el documento suscrito con Ciudadanos “está plagado de referencias transversales a competencias que están en manos de las comunidades autónomas. Eso es una invasión en nuestro autogobierno”. Ha recordado que el País Vasco tiene pendiente desde 2007 el cierre de su cupo –esta comunidad gestiona todos sus impuestos-- y una plan quinquenal, así como la actualización de su marco competencial. “¿Somos los vascos una nación, sí o no, desde el punto de vista del PSOE?", ha preguntado. Al respecto, ha dicho que “ya no existe la excusa de ETA para mantener a las fuerzas del Estado en el País Vasco”.

Grupo mixto

En el turno del grupo mixto, el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha exigido respeto al desarrollo estatutario. Por eso, reclama la retirada de los recursos del Estado ante el Tribunal Constitucional. “Señor Sánchez, si quiere diálogo, no puede venir aquí con un acuerdo cerrado con Ciudadanos. No puede decir ‘o esto o Rajoy’. Usted sabe que Compromís quiere el cambio. Hay más votos por otro camino. Hay otra vía para lograr la investidura. Lo que no suma son 130 votos”.

Alberto Garzón, líder de IU, también cree que hay base para un acuerdo de izquierdas y ha invocado el espíritu del 11-M para propiciar el cambio. “Esto es una oportunidad, peor nos plantea un falso dilema. Dice o Rajoy o Rivera. Pero hay otras opciones”, ha dicho Garzón, quien considera incompatible “vender” un programa de izquierdas con un documento de derechas. “Eso es incoherente y no se puede apoyar”. El diputado de IU ha invitado al líder del PSOE a deshacerse de la presión de la oligarquía porque “lamentablemente, aquí mandan quienes no se presentan a las elecciones”.

Marian Beitialarrangoitia, portavoz de EH-Bildu, ha pedido la retirada de recursos contra 17 leyes vascas y la transferencia de competencias como empleo, seguridad social, fiscalidad, educación la realización de consultas o la política penitenciaria. Ha reprochado a los socialistas el uso del fracking y que hable de paralizar, no de derogación, de la Lomce y de la ley mordaza. Su voto, ha dicho, será no.

Por parte de UPN, Iñigo Alli, cree que el documento firmado por PSOE y Ciudadanos supone una recentralización que perjudica el autogobierno de Navarra. Pero ha rechazado un pacto con Podemos tras la mala experiencia que, según ha dicho, supuso un gobierno de anarquistas favorables a la unificación con el País Vasco, rechazado en las urnas en las últimas elecciones celebradas en Navarra.

Isidro Martínez, de Foro Asturias, ha reivindicado su pacto con el PP, que ha calificado de “transparente” y que ha permitido sacar al Principado de Asturias de la decadencia. Ha confrontado ese acuerdo con el documento “sectario” de PSOE y Ciudadanos.

Por el contrario, Ana Oramas, de Coalición Canaria ha apoyado el pacto entre Sánchez y Rivera, porque “los canarios siempre hemos estado a favor de los pactos, pues en ocasiones, ceder es ganar”. Pero ha invitado al líder del PSOE a buscar más apoyos “para que podamos sumarnos”. Pero, de momento, su voto será en contra de la investidura. Pedro Quevedo, representante de Nueva Canaria, ha reclamado una nueva financiación para su comunidad y la reforma del sistema electoral español, “el más injusto y democrático, me atrevería a decir, del planeta”. Quevedo cree que la propuesta de Sánchez ofrece una solución a las formaciones que quieren trabajar a favor del cambio y, por ello, votará a favor de la investidura.