Menú Buscar
El portavoz de PDECat en el Congreso, Francesc Homs, durante el juicio por la consulta del 9N / CG

Homs acusa al Gobierno de “abuso de poder” y niega delito en el 9N

"¡Qué lástima!", ha dicho con sorna el portavoz de PDECat en el Congreso, cuando el fiscal ha renunciado a formularle preguntas

3 min

El portavoz de PDECat en el Congreso, Francesc Homs, ha asegurado que el Gobierno catalán no cometió ningún delito con la convocatoria del proceso participativo del 9N y ha acusado al Ejecutivo español de “abuso de derecho y de poder”. Homs está pendiente de juicio ante el Tribunal Supremo, ha comparecido como testigo asistido de su abogada en la vista oral que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, con el expresidente Artur Mas y las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau como acusados.

El tribunal ha advertido a Homs de que no tenía obligación de responder a preguntas relacionadas con su causa. Y así lo ha hecho, por consejo de su letrada, en relación a detalles sobre logística y notificaciones internas del Govern.

Menosprecio de Madrid

El portavoz de PDECat se ha referido al “menosprecio del Gobierno” respecto al proceso de participación que sustituyó a la consulta oficial, con frases como “esto no es nada”, “es un acto de protesta”, “no tiene efectos”.

“Yo no vi ninguna acción formal ante el Tribunal Constitucional (TC) de presentar un incidente de ejecución. Me llamó la atención que el Gobierno presentara un recurso como si reconociera que había un nuevo proceso participativo”, ha declarado.

Homs ha acusado al Gobierno de buscar “el camino de abuso de derecho y de poder, en lugar de pedir una ejecución de la primera resolución del TC”, según el testigo. Ha dicho que tuvo conocimiento de la notificación de la nueva resolución del TC, pero “no de forma personalizada. Sería de ingenuos decir que el Govern no está al caso de las informaciones que se difunden, intencionadas o no. Dada la notoriedad de lo que pasaba esos días, yo tenía pleno conocimiento de lo que ocurría, no solo por los cauces estrictamente formales”, que finalmente, ha dicho, se produjeron en noviembre de 2015.

Conocía las consecuencias

Homs ha reconocido que, tras la providencia del TC, supo de las consecuencias penales de celebrar la votación por “la letra pequeña” de resolución. Pero tras asesorarse con el gabinete jurídico de la Generalitat, concluyó que “no cometimos ninguna irregularidad y menos todavía, un delito. Y así informé a mi Gobierno”.

"¡Qué lástima!", ha dicho con sorna el portavoz de PDECat en el Congreso, cuando el fiscal y las acusaciones particulares ha renunciado a formularle preguntas, dada su condición de inculpado.