Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Chakir El Homrani, el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del Govern de la Generalitat / EP

La oposición pide la dimisión de El Homrani, quien culpa a Madrid de la crisis de los autónomos

El consejero admite que no supo calibrar el alud de peticiones de ayuda, pero acusa al Estado de aumentar las cuotas de cotización y retrasar el pago de la prestación del paro

4 min

El caos en las ayudas a los autónomos y los ceses en la consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, encargada de tramitarlas, ha centrado la sesión de control a los consejeros del Govern en el Pleno que se celebra este miércoles en el Parlament. Chakir El Homrani (ERC), titular de ese negociado, ha respondido a la petición de dimisión de PSC y Catalunya en Comú-Podem echando las culpas de la situación de los trabajadores al Gobierno español.

La sesión plenaria ha arrancado con las preguntas de Pol Gibert (PSC-Units) y Lucas Ferro (Catalunya en Comú-Podem), quienes han exigido al republicano que dimita. Han repasado las crisis registradas en su consejería desde el inicio de la pandemia --residencias, becas comedor, Renta Garantizada, inseguridad en el teletrabajo y, más recientemente, ayudas a los autónomos-- y han elevado la petición al considerar que la remodelación efectuadas el lunes no es suficiente.

"No supimos calibrar"

“En un momento de máxima confusión y de mucha complejidad, no supimos calibrar lo que ocurriría. Disculpas a todas las personas en las que se ha generado una ola de insatisfacción. Pero siempre que tenemos recursos los ponemos al servicio de los autónomos”, ha manifestado el consejero a modo de justificación. Con todo, ha eludido asumir en primera persona cualquier responsabilidad más allá de esta frase. 

“¿Cómo se le ocurrió convertir las ayudas en una carrera? Las únicas explicaciones que hemos escuchado ha sido que ‘nadie es perfecto’ por parte del vicepresidente Aragonès. Haga un paso al lado consejero”, ha pedido Gibert. Por su parte, Ferro ha recordado que el Ejecutivo catalán  tiene en la caja 900 millones de euros, mientras que el Gobierno español “ha descentralizado y aumentado el gasto". "Y se niegan a dar la cara ante los trabajadores", ha añadido, "es una vergüenza. Además del ridículo informático, son ridículas las ayudas, que llegan a uno de cada 10 autónomos. ¿A qué se debe todo ellos? ¿A su incompetencia o a una política económica de contener el déficit?”.

El Homrani ha respondido que “la desvergüenza” es que el Gobierno “aumente la cuota de autónomos de forma retroactiva” y que “los trabajadores no cobren la prestación de paro desde agosto”. “Lo que no hago --ha añadido-- es lavarme las manos como hace el Estado. Tomamos decisiones para reforzar, en estos momentos de complejidad, debemos dar la mejor respuesta y corregir”.

Destacadas en Crónica Política

Destacadas en Política