Menú Buscar
Ignacio Garriga, el hombre fuerte de Vox en Cataluña

El hombre fuerte de Vox en Cataluña: "El PP va a remolque de nuestro discurso"

Este joven de 31 años y nacido en Sant Cugat tiene muchos números para ser el líder del partido en el Parlament

08.12.2018 00:00 h.
6 min

Los sondeos y datos internos que manejan los partidos políticos proyectan que Cataluña será una de las regiones donde Vox logrará cosechar más apoyos. Después de la sorpresa en Andalucía, nadie infravalora esta formación y desde su entorno se apunta a Ignacio Garriga, portavoz del Comité Ejecutivo Nacional, como uno de los principales activos de Vox en Cataluña.

En Vox están convencidos de que superaran al PP en los comicios municipales del próximo mayo y que esta tendencia se reproducirá a escala autonómica cuando se celebren elecciones en el Parlament. “El PP va a remolque de nuestro discurso”, asegura a Crónica Global este joven de 31 años, nacido en Sant Cugat, catalanohablante y con una historia familiar peculiar, con padre catalán y madre guineaecuatoriana.

Garriga no se postula para ningún cargo. Asegura que estará donde los militantes del partido le sitúan mediante un proceso de primarias, pero muestra pocas dudas de que “estará en primera línea para dar la batalla de las ideas”. También declina repetir en Sant Cugat, su localidad natal y donde inició su carrera política, primero en las filas del PP y, posteriormente, dando el salto a la formación liderada por Santiago Abascal.

Sus inicios en Sant Cugat

A su temprana edad, ya es padre de familia numerosa y dentista de carrera. Garriga estudió en la escuela concertada de La Farga, en Sant Cugat, y cuando se le pregunta si, debido a su juventud, se ha sentido atraído por el independentismo, lo niega categóricamente: “Siempre me he mantenido en el amor hacia mi tierra y mi país. En la escuela me han enseñado a amar a España y a desarrollar un sentido de pertenencia. En ningún caso me he sentido atraído por la ideología separatista que ve la parte como un todo”, relata.

El Ayuntamiento de Sant Cugat está gobernado por el PDeCAT y la segunda fuerza más votada fue la CUP. Desde hace años cuentan con una mayoría de regidores nacionalistas. En la actualidad Garriga vive en Sant Just Desvern pero afirma que el clima de tensión es, a su juicio, similar en todo el territorio: “Es duro por el ambiente hostil. Por desgracia hay señalamientos si no vas con la opinión falsamente mayoritaria que se da debido al sistema electoral”.

Hijo de madre guineaecuatoriana

Garriga mantiene el mismo discurso duro contra la inmigración que tiene Vox pese a que su madre y su abuela nacieron en Guinea Ecuatorial. Cuando se le pregunta por el asunto hace una diferenciación entre tipos de inmigración: “Mi abuela cuando vino, lo hizo con papeles y picando a la puerta. Pidiendo por favor y sabiendo cuales son las tradiciones de aquí, aceptándolas. Es la diferencia con la inmigración ilegal que criticamos”.

Ante las críticas, Garriga niega cualquier elemento de xenofobia en su partido: “Es un disparate que seamos racistas. Quienes dicen esto muestran su incapacidad de entrar en el debate de las ideas y etiquetas que es lo fácil para ellos y una estrategia fallida para desprestigiarnos”.

“Defendemos tanto a las personas que también las defendemos antes de nacer”, remacha en relación a la posición antiabortista de su partido.  

El papel del PP y Josep Bou

Garriga se muestra convencido de que lograrán el sorpasso al PP en el Ayuntamiento de Barcelona. “No tenemos ninguna duda de que no tendrán representación en Barcelona y veremos en el Parlament”.

Tampoco le preocupa el fichaje del presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, al frente de la formación conservadora: “¿Bou? Al final la gente busca ideas y no personas. El PP va a remolque de nuestro discurso y la gente ya no quiere una copia barata. Somos muchos más creíbles que ellos”.

De acuerdo con los datos de los que disponen, los apoyos que reciben proceden tanto de PP y Cs como de Podemos: “Recibimos apoyo de gente de izquierdas que se siente defraudada con los partidos tradicionales. Es un voto muy transversal, de gente que quiere la igualdad entre los españoles”.

Nacionalismo español

Con respecto a la marcha de algunos fundadores de Vox que denunciaron la “deriva euroescéptica y la exaltación del nacionalismo español” que estaba adoptando el partido bajo el mando de Abascal, Garriga cierra filas con su líder: “Son declaraciones hechas desde el despecho. Somos muchos los catalanes afiliados a Vox y que están orgullosos de vivir en su tierra y que no renuncian a ser catalanes”.

El joven vallesano lamenta que en los actos de Vox en Cataluña deba haber siempre un “gran despliegue” de protección privada así como de los Mossos d’Esquadra por el riesgo a sufrir ataques. Sin embargo, cree que esto empezará a cambiar cuando irrumpan en Cataluña: “Tenemos mucha fuerza y será de las comunidades autónomas donde tendremos mejores resultados”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información