Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
François Hollande y José Manuel Durao Barroso en una imagen de mayo de 2013.

Hollande critica con dureza a Durao por trabajar en Goldman Sachs

El presidente francés considera "moralmente inaceptable" que el expresidente de la CE fiche por uno de los bancos que provocaron la crisis de las 'subprime'

Redacción
4 min

El presidente de Francia, François Hollande, ha considerado "moralmente inaceptable" el fichaje del expresidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, por el banco Goldman Sachs, a pesar de que ha admitido que "jurídicamente" el expresidente de la Comisión Europera no incumple ningún precepto.

En una entrevista televisada, Hollande ha recordado que Durao Barroso "era presidente de la Comisión Europea en el momento de la crisis provocada por las subprimes, en la que Goldman Sachs fue uno de los referentes". También ha apuntado que el banco ayudó a "maquillar" las cifras de la economía griega antes del rescate.

Las dos caras del fichaje

Por este motivo, ha criticado que Durao Barroso sea fichado ahora como presidente no ejecutivo de la firma. "Es jurídicamente posible, pero moralmente, en lo que afecta a la persona, es inaceptable", ha zanjado Hollande.

El mandatario francés, no obstante, ha querido desmarcarse de cualquier responsabilidad en la designación del portugués al frente del Ejecutivo comunitario y ha señalado a sus dos predecesores: Nicolas Sarkozy y Jacques Chirac.

Bruselas se lava las manos

La Comisión Europea ha reiterado este jueves que no contempla tomar medidas para frenar el fichaje de Durao Barroso por Goldman Sachs, porque cree que "las reglas (del código de conducta) se han respetado".

Además ha eludido hacer comentarios sobre las primeras críticas que llegaron el martes desde París, cuando el secretario de Estado para Asuntos Europeos galo, Harlem Désir, instó a Barroso a renunciar.

El exprimer ministro luso no informó al actual jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, de su nueva situación laboral hasta que ésta fue anunciada por la propia compañía.

Las normas europeas exigen a todo exalto cargo comunitario informar a Bruselas de su cualquier actividad laboral en los 18 meses que siguen a su salida de la institución de la UE, pero no hay ninguna obligación después. En mayo se cumplieron los 18 meses desde la salida de Barroso.

Sí se mantiene la exigencia que recoge el Tratado de la UE en cuanto a que debe comportarse de acuerdo a principios de "integridad, discreción y secreto profesional".

Pensión vitalicia de 18.000€ al mes

Durao Barroso goza de una pensión vitalicia de 18.000 euros mensuales a la que no ha renunciado, y a la que no está obligado a renunciar. Empezará a cobrarla cuando cumpla 65 años, el 2021. Sí renunció a la indemnización que podría haber cobrado tras su salida de la comisión.

Al margen del papel de Durao Barroso durante la crisis financiera en la que Goldman Sachs tuvo un papel fundamental, este banco de inversión precisa de los servicios diplomáticos del antiguo presidente de la Comisión Europea para gestionar la delicada situación en que le deja el Brexit.

Hasta ahora, Goldman Sachs ha podido operar en ambas orillas del canal sin ningún problema, lo que podría cambiar muy seriamente a partir del momento en que Reino Unido salga de la UE. Ahí, el político portugués puede serle muy útil.