Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Francia, François Hollande, en una imagen de archivo.

Hollande convoca al consejo de seguridad y defensa tras la masacre de Niza

Francia, en estado de shock por el atentado que ha causado decenas de muertos en la ciudad mediterránea durante los actos de celebración del 14 de julio

Redacción
2 min

El presidente de Francia, François Hollande, ha convocado para este viernes a las 9.00 una reunión del consejo de seguridad y defensa por el atropello multitudinario que se ha producido el jueves por la noche en Niza y que ha causado decenas de muertos y de heridos.

Hollande ha viajado desde Avignon, donde se encontraba antes del atropello, y ha llegado a París pasada la 1 de la madrugada para participar en la reunión de emergencia que se está celebrando en el Ministerio de Interior.

Alrededor de las 23.20 un camión ha arrollado a las personas congregadas en el paseo marítimo de Niza a la altura de la plaza de Masséna, donde esperaban ver los fuegos artificiales que iban a servir de cierre a las celebraciones del Día Nacional.

El conductor, abatido por la policía

El conductor del camión ha fallecido por disparos de la Policía. "Ha sido neutralizado", ha confirmado el portavoz del Ministerio de Interior, Pierre-Henry Brandet, al tiempo que ha subrayado que la investigación en curso determinará si se trata de una sola persona o hay más involucradas.

Estrosi ha confirmado que al menos 70 personas han muerto. Además, habría alrededor de un centenar de heridos. El 'número dos' de la Alcaldía de Niza, Sébastien Humbert, ha advertido de que el balance de víctimas será "extremadamente duro".

Operativo "en marcha"

La Policía Nacional ha informado a través de su cuenta oficial en Twitter de que hay un operativo "en marcha" y la Gendarmería ha recomendado a los habitantes de Niza que se mantengan alejados del centro de la ciudad.

Por su parte, el Ministerio de Interior francés ha anunciado la puesta en marcha del plan ORSEC, el sistema de gestión de crisis para garantizar la seguridad de los civiles.

Si bien no se ha confirmado que se trate de un atentado, la Fiscalía Antiterrorista de París ha asumido la investigación del atropello.