Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La esposa y los hijos de Artur Mas, durante la toma de posesión de este en diciembre de 2012

Los hijos de Mas, en empresas concesionarias de la Generalitat o del Ayuntamiento de Barcelona

La empresa en la que trabaja Albert Mas Rakosnik recibió la adjudicación. Patrícia Mas Rakosnik es ejecutiva de cuentas en la empresa a la que Trias encargó la gestión de las relaciones públicas

3 min

Artur Mas parece dispuesto a continuar con la tradición iniciada por Jordi Pujol consistente en no desaprovechar ninguna de las ventajas económicas a nivel familiar que supone presidir la Generalitat de Cataluña. En ese sentido, el actual presidente autonómico tiene colocados a dos de sus tres hijos en empresas concesionarias de la Generalitat o del Ayuntamiento de Barcelona.

Según ha publicado este miércoles El Diario, el hijo mayor de Artur Mas, Albert Mas Rakosnik, de 30 años, trabaja en la empresa Tradebe, dedicada a la gestión de residuos y propiedad de la familia Creixell. Esta empresa recibió la adjudicación de la terminal de hidrocarburos del Puerto de Barcelona en abril de 2011, casualmente, cinco meses después de que CiU recuperara el Gobierno autonómico tras siete años de tripartito.

Además, hace un mes, Fragnor, otra empresa perteneciente al grupo Tradebe, se adjudicó el servicio de retirada de vehículos fuera de uso de Barcelona Serveis Municipals (BSM), la sociedad pública que gestiona los servicios del Ayuntamiento de Barcelona, que también gobierna CiU desde 2011.

Por otra parte, cuando Xavier Trias alcanzó la Alcaldía de Barcelona, el Consistorio encargó la gestión de sus relaciones públicas a la empresa Interprofit. Se da la circunstancia de que una de las ejecutivas de cuentas de Interprofit es Patrícia Mas Rakosnik, la segunda hija del presidente autonómico.

Ascensos en paralelo a la evolución de la relación con la Generalitat

Según señala el periodista Fèlix Martínez, la relación de Albert Mas Rakosnik con Tradebe se remonta a 2009 y su carrera parece haber avanzado en paralelo a los trabajos que la compañía desarrollaba para la Generalitat. Entre 2009 y 2011 estuvo formándose en la sede de Londres. En 2011 -el mismo año de la adjudicación de la terminal de hidrocarburos del Puerto de Barcelona-, volvió a Barcelona y fue ascendido al puesto de controller para consultoría medioambiental, Francia y servicios portuarios.

Poco después, Albert Mas fue nuevamente ascendido, en esta ocasión, a analista financiero de servicios petrolíferos en Europa. En julio de ese año, el presidente de Tradebe, Josep Creixell, fue uno de los empresarios que acompañaron a Mas en su viaje oficial a Brasil. Y en octubre de 2011, Fragnor consiguió la adjudicación de BSM.

Destacadas en Política