Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs (d), conversa con la secretaria general del Parlament, Esther Andreu (i) / EFE

El hijo de la secretaria general del Parlament logra plaza interina de ujier

Esther Andreu no advirtió a la Mesa de un eventual conflicto de intereses durante todo el proceso de selección en el que Jan Forner ganó el puesto

4 min

La Mesa del Parlament nombró el pasado martes a Jan Forner como ujier interino sin saber que se trataba del hijo de la secretaria general de la Cámara, Esther Andreu, ya que esta no advirtió al organismo de un eventual conflicto de intereses durante todo el proceso de selección en el que este ganó la plaza.

Los miembros de la Mesa desconocían la relación de parentesco entre la máxima responsable de la administración parlamentaria y uno de los concurrentes en el proceso selectivo para la constitución de una bolsa de trabajo para cubrir temporalmente las vacantes de ujieres en los ejercicios de 2022 y 2023, informa Efe.

Por su parte, fuentes de presidencia del Parlament indican que la presidenta, Laura Borràs, conoció a posteriori esta relación familiar y confirman que no se informó al resto de miembros de la Mesa, si bien defienden que Andreu no tomase ninguna decisión en relación con esta selección de personal interino.

Lo que dice la ley

La ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público establece en su artículo 23 que las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones "se abstendrán de intervenir en el procedimiento y lo comunicarán a su superior inmediato" cuando haya "parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado" con alguno de los interesados.

La obligación de comunicar una situación "a los organismos jerárquicamente superiores" queda justificada en el tercer punto del mismo artículo de la norma, que indica que estos podrán ordenar a la persona afectada "que se abstengan de toda intervención en el expediente".

Sin embargo, diversas fuentes de la Mesa aseguran que la secretaria general no informó de esta circunstancia en ningún momento del proceso, ni siquiera el pasado martes, cuando se formalizó que una de las cuatro plazas interinas disponibles sería para Forner, que ocupa la cuarta plaza en la bolsa resultante del proceso de selección.

Andreu comprobó el proceso

Aunque Andreu no formó parte del tribunal que evaluó a su hijo, sí que participó en la selección, dado que las bases de la convocatoria dicen que "la comprobación y valoración de los conocimientos y méritos de los aspirantes de la bolsa corresponden a la comisión técnica de evaluación", formada por tres miembros entre los cuales "la secretaria general o el funcionario en quien delegue".

Además, ejerció como asesora jurídica en las reuniones de la Mesa en las que se adoptaron decisiones vinculadas al proceso de selección.

Según consta en la resolución publicada en la web del Parlament, esta alta puntuación y la buena valoración que obtuvo en la entrevista personal le sirvieron para imponerse a otros candidatos que disponían de puntos extra --"méritos"-- porque en el pasado habían aprobado la oposición a ujier, pero no habían logrado una plaza.