Menú Buscar
Uno de los grupos de catalanes que asistieron en los Juegos del Mediterráneo, donde Quim Torra fue abucheado / CG

"Le hicimos sentir a Torra la humillación que nosotros sufrimos cada día"

Un grupo de catalanes que asistió a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo critica las acusaciones del Govern: "El único público preseleccionado fue el palco de autoridades"

24.06.2018 00:00 h.
6 min

Hay una Cataluña que algunos nacionalistas no quieren ver, pero que existe. Es la Cataluña conformada por ciudadanos que se sienten tan catalanes como españoles y que expresan sus sentimientos con la misma espontaneidad con la que lo hacen los independentistas.

El viernes por la noche se celebró la inauguración de los Juegos del Mediterráneo y un grupo de catalanes de Tarragona, Vila-Seca, Reus y Cambrils decidieron asistir al evento. El día siguiente se despertaron con la consigna lanzada desde altos dirigentes del Govern de la Generalitat de que “el público” había sido “seleccionado” para mostrar una imagen de españolidad.

Y es que los abucheos que sufrió el president Quim Torra por parte de los asistentes no fue del agrado del Ejecutivo catalán y pronto algunas voces como la de la consejera a la presidencia Elsa Artadi o la del conseller de Exteriores Ernest Maragall denunciaron que los asistentes habían sido seleccionados por el ayuntamiento del PSC. Una acusación que el mismo alcalde de la localidad, Josep Felix Ballesteros, ha negado.

Una de las fotos que este grupo de catalanes hizo desde el estadio

Una de las fotos que este grupo de catalanes hizo desde el estadio

Entradas por Ticketmaster

Uno de los grupos que acudió al acto de los Juegos del Mediterráneo ha querido hablar para Crónica Global sobre lo sucedido: “El único público que fue preseleccionado fue el que asistía desde el  palco de autoridades. Los demás, tuvimos que comprar religiosamente nuestras entradas por Ticketmaster, sin tener en cuenta las que repartieron los patrocinadores”.

La ciudad de Tarragona, y la provincia en su conjunto, es de las zonas de Cataluña en las que se observa una mayor pluralidad. El PSC, que ostenta la alcaldía, tiene 9 diputados; seguidos de ERC que tiene 6; el PP (4); Cs (3); PDeCAT (2); ICV (1); la plataforma local Units per Avançar (1); y una concejal no adscrita a ningún partido. 

Los que estuvieron allí afirman que la inmensa mayoría del publico era catalán y que los voluntarios que estaban en las puertas de entrada eran extranjeros provenientes de otros países de Europa que “no sabían cómo era la distribución del estadio”.

“La pitada era inevitable”

Respecto a los abucheos a Torra, uno de los asistentes asegura que “era inevitable que se produjera" debido “al desprecio" que, a su juicio, tienen los actuales dirigentes en relación "a todo lo que no cumpla con sus patrones de Cataluña homogénea”.

“Torra --añade-- conoció de primera mano la Cataluña que aplaude el himno nacional, la Cataluña que vive su catalanidad como algo natural y no singular”. "Sufrieron los abucheos y la humillación que los demás sufrimos cada día".

Más rojigualdas que 'esteladas'

Entre el público también se encontraba gente “con el lazo en el pecho, esteladas colgadas en las espaldas y alguna que otra bandera pidiendo la libertad de los presos políticos (en el palco de autoridades también)”, sostiene.

Una de las pancartas que llevaban para reivindicar su libertad de expresión

Una de las pancartas que llevaban para reivindicar su libertad de expresión

No obstante, la mayoría de los asistentes llevaba banderas españolas: “Lo que sí que es cierto, es que cuando ves tantas banderas españolas y un público que no es el tuyo te acobardas y no las muestras con tanto ímpetu. De la misma forma, que cuando uno va al Camp Nou”. Afirma otro chico de Reus aportando su explicación de por qué esta pitada ha sorprendido tanto a una parte de la sociedad catalana.

¿Público manipulado?

El grupo reitera su negativa de que hubiera una manipulación de los asistentes. Y, molestos con estas acusaciones, se defienden: “No tiene sentido que digan eso, cuando el público separatista destaca por su excelente organización. En otro eventos, como las ediciones de Copa del Rey y Copa Catalunya, han conseguido monopolizar la escenografía. Su argumento equivale a decir que ellos preseleccionan al público en los eventos deportivos como el motor, el ciclismo y torneos varios para que aparezcan sus banderas”.

Pese a la polémica por los abucheos y las posteriores reacciones, no quieren que nadie les quite la ilusión de lo vivido: “Fue como unos Juegos Olímpicos, pero en pequeña escala”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información