Menú Buscar
La historiadora María Comín (2 izquierda) / FACEBOOK

La hermana de Comín: Mas encendió la mecha del 'procés' por la corrupción de Convergència

Añade que es “preocupante” que la ANC y Òmnium estén dirigiendo el país en la sombra, “sin nadie que les haya votado”

4 min

Ella es Maria Comín Oliveres, historiadora, hija del histórico Alfonso Comín y hermana del consejero de Salud destituido Toni Comín, huido a Bélgica por su implicación en el procés. Tiene claro el análisis de la crisis política actual en Cataluña: el origen está en la corrupción y Artur Mas encendió la mecha. Critica que la ANC y Òmnium Cultural dirijan el país en la sombra “sin que nadie les haya votado”.

Para Comín, el giro independentista de Mas “es consecuencia de que Convergència empieza a desmembrarse y sale a la luz toda la corrupción de la familia Pujol y de los gobiernos convergentes”. Mas “tenía mucha prisa por tirar por los suelos la corrupción” y, una vez puesto en marcha el procés, “no saben cómo pararlo”.

Cúmulo de factores

En esta línea, asegura que las clases burguesas “se han apropiado de Cataluña porque necesitan tapar sus equivocaciones, los recortes y la corrupción” y “se suman al carro del independentismo”, con el que arrastran a los sectores descontentos, en una situación de crisis económica y social, y donde la clase media se ve amenazada. Son respuestas de Comín en una entrevista en El Triangle.

“Decir ‘nos roban’ es también muy fácil, y mientras lo decían ellos se estaban llenando los bolsillos”, acusa. La cuestión es que, ante el posible debilitamiento, “la derecha del 3% en Cataluña se rearma y se lanza al independentismo como una forma de ser hegemónica”. Se ve favorecida por el ascenso de los descontentos podemitas en Barcelona y en el Congreso de los Diputados.

Su entorno está dividido

La “distorsión” del diálogo también tiene su origen en Mas. En concreto, cuando, de espaldas al Parlament y al Govern, negoció con José Luis Rodríguez Zapatero el recorte del Estatut. “En el referéndum del Estatut, ERC hace un llamamiento a la abstención y provoca una crisis en el tripartito […] Se está utilizando la puerta de atrás”. “¿Cómo tenemos que sentarnos a hablar si cada uno va por su cuenta?”, se pregunta.

ERC, Convergència y la CUP, por su parte, aprovecharon la crisis económica como “elemento de cohesión de sus ideas”. Mientras, la ANC y Òminum “están dirigiendo el país en la sombra sin que nadie les haya votado”, y los políticos elegidos legítimamente establecen un peligroso precedente “de que te puedes saltas las leyes pactadas entre todos” según tus intereses.

Y la situación llega hasta ahora: “Nos quedará una fractura en Cataluña”. Dice Comín que ella la vive en su entorno cercano. Y que no conoce “ni una sola familia” que no esté dividida.