Menú Buscar

Hallan evidencias de ‘hackeo’ ruso en la victoria de Trump

En Wisconsin, Clinton recibió un 7% menos de apoyos en las votaciones electrónicas en comparación con las papeletas físicas

Donald Trump sube a un vehículo / EFE
23.11.2016 19:35 h.
3 min

El sistema electoral de la primera potencia mundial está en entredicho. Expertos informáticos y abogados han hallado evidencias de que los resultados electorales de Estados Unidos del 8N fueron modificados para dar la victoria a Donald Trump. En un mismo Estado, Hillary Clinton tuvo menos apoyos en las votaciones electrónicas que en papel, algo insospechado dado el perfil de sus simpatizantes y el de los de Trump. Las sospechas se ciernen, de nuevo, sobre hackers rusos.

Las votaciones son peculiares: no gana quien logra más apoyos (voto popular), sino el que vence en más Estados (votos electorales). En total, pelean por 538 electores. Trump se llevó 306 y Clinton, 232.

Además, cada región legisla sus modos de voto. Existen el voto en papel, en papel con escaneo óptico --vulnerable--, por correo, y en sistemas electrónicos (DRE), entre los que hay que distinguir los que aportan un comprobante (VVPTA) y los que no –vulnerables—.

Voto popular y voto electoral

La situación es incómoda. El recuento de votos dibuja un hecho insólito. El perdedor, en este caso Hillary Clinton, obtuvo más apoyos que el ganador, Trump. Esta situación ya se ha dado otras veces. La novedad es que jamás el presidente electo había reunido una cantidad tan inferior de votos a la de su rival.

Clinton suma, ahora mismo, más de 64,2 millones de apoyos en voto popular, un 1,5% más que Trump (62,2 millones), después del último recuento en los Estados de Nueva Jersey, Illinois, Maryland y California, según el New York Times.

Coincidencias sospechosas

El grupo de expertos riza el rizo y desvela evidencias de posible hackeo o manipulación en tres Estados clave para el resultado final: Wisconsin (10 votos electorales), Michigan (16) y Pensilvania (20).

En el caso de Wisconsin, fundamentan sus sospechas en que Clinton obtuvo hasta un 7% menos de apoyos en las máquinas de voto electrónico en comparación con los conteos de papel y escaneo óptico. Los hackers habrían dejado sin 30.000 votos a la candidata demócrata; curiosamente, perdió ese Estado por 27.000.

Con el descuento de los tres Estados sospechosos, que suman 36 votos, Trump ganaría a Clinton por 290 a 232 –la victoria está fijada en 270—. Incluso cambiando de bando los 16 que aporta Michigan, donde el republicano apenas lleva una ventaja del 0,3% en el recuento, el mapa quedaría 290 a 248.

20% en riesgo de manipulación

Clinton necesitaría también los resultados de Wisconsin y Pensilvania para convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos.

Se conocía el riesgo de manipulación de hasta el 20% de los votos por la poca seguridad de los sistemas de conteo. Es más, Pensilvania estaba marcado en rojo porque las máquinas electrónicas que no requieren confirmación en papel funcionan con Windows XP. El tiempo apremia.

¿Quiere hacer un comentario?