Menú Buscar
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, en una imagen de archivo en las Cortes / EFE

La rebaja fiscal previa a las elecciones se le fue de las manos al Gobierno

La reducciones del IRPF y de sociedades aminoraron los ingresos de Hacienda en 11.517 millones, casi el 30% más de lo calculado por Cristóbal Montoro

2 min

La rebaja conjunta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del Impuesto de Sociedades durante 2015 y 2016, que el Gobierno implementó antes de las elecciones generales, alcanzó los 11.517 millones de euros, 2.500 millones más de lo estimado, el 27,8%, según ha informado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, en su comparecencia en el Senado.

Durante los dos últimos ejercicios, la bajada del IRPF ha sido equivalente a un importe de 8.000 millones de euros, mientras que la correspondiente al Impuesto sobre Sociedades ha sido de 3.452 millones, con lo que ambas rebajas superan con creces los 9.000 millones estimados inicialmente.

Una medida beneficiosa

El ministro ha destacado, sin embargo, que gracias a la bajada de impuestos, España está creciendo y creando empleo, y ha advertido de que no se pueden ignorar las consecuencias de las políticas tributarias. "Estamos bajando el déficit y lo hemos hecho de manera compatible con el crecimiento", ha celebrado.

Mariano Rajoy se quejó ante los presidentes autonómicos de que Hacienda recauda 20.000 millones menos que en 2007, mientras que el gasto supera al de aquel año en 40.000. 

Reducir el gasto

Por otra parte, ha indicado que la intención del Gobierno es reducir el gasto público sobre el PIB hasta el 41,2% en 2017, frente al 42,5% de 2016 (cuando ya estaba por debajo de la media de la UE), afirmando que esta rebaja es compatible con el aumento del gasto social, que se situará en 191.000 millones este año, una cifra que considera "realmente importante", teniendo en cuenta que, "cuando no había ninguna queja, en 2007, el gasto social era de 138.794 millones".

En concreto, el ministro ha comunicado que en 2017 el gasto público se desglosará en 45.300 millones en educación, frente a los 43.300 millones de 2007, y 68.840 millones en sanidad, frente a los 61.238 millones de ese año.