Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz y ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, cuya ley elimina el castellano como lengua vehicular / EP

Hablamos Español considera la sentencia del castellano "un varapalo" a la 'ley Celaá'

"Un 25% en español es mejor que nada, pero los alumnos hispanohablantes no tienen que conformarse con limosnas", considera la asociación sobre la educación en Cataluña

1 min

La Asociación Hablamos Español ha defendido, este jueves, que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordena a la Generalitat garantizar que todos los alumnos reciban un mínimo del 25% de las clases en castellano como lengua vehicular es "un varapalo" a la nueva ley educativa del Gobierno, la denominada ley Celaá.

En un comunicado, esta asociación celebra con matices el fallo del TSJC, que estima parcialmente el recurso que en 2015 presentó el Gobierno de Mariano Rajoy por la "inactividad" de la Generalitat en su obligación de garantizar la enseñanza del castellano como lengua vehicular y por el proceso de preinscripción en las escuelas catalanas.

No conformarse "con limosnas"

"Un 25% en español es mejor que nada, pero los alumnos hispanohablantes no tienen que conformarse con limosnas, ni se debe dificultar la libre circulación por España a las familias con edad escolar que necesiten trasladarse a vivir a autonomías con dos lenguas", asegura esta entidad.

Hablamos Español considera que "estudiar asignaturas en lengua no materna debe ser voluntario y nunca obligatorio, porque menoscaba la adquisición del registro culto del idioma".

Destacadas en Política