Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sergi Sabrià, presidente de ERC en el Parlament / EUROPA PRESS

Guerra abierta entre Sabrià y Costa

El portavoz de ERC pide la dimisión del vicepresidente del Parlament y Costa la de Sabrià en un cruce de descalificaciones por la reunión con la ultraderecha ‘indepe’

3 min

Un Gobierno de coalición, entre Junts per Catalunya y ERC. Y una guerra abierta sin contemplaciones por ganar las elecciones. Esa es la realidad en el independentismo, con una intensidad en esa batalla que se ha incrementado en las últimas horas, tras conocerse la reunión del vicepresidente del Parlament, Josep Costa, con partidos y grupos del independentismo de ultraderecha. Costa, estrecho colaborador de Carles Puigdemont, olvidó su cargo institucional y se ha enzarzado ahora con el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, que le recrimina esos contactos.

Sabrià ha pedido la dimisión de Costa, al señalar que los republicanos fueron invitados a esa reunión, y que la CUP también recibió la llamada. “Es obvio que no asistimos, nunca nos encontrarán para hacer el juego a la extrema derecha”. Pero el portavoz de ERC va más allá, al asegurar que Costa se sintió cómodo en esa reunión.

Josep Costa, vicepresidente del Parlament / EP
LA ENCUESTA ¿Debe dimitir Josep Costa tras su reunión con la ultraderecha independentista?

"Con el fascismo no se juega"

El dirigente republicano apunta que los asistentes han señalado esa predisposición de Costa: “Han confirmado tu comodidad con la reunión y que, incluso, les hiciste una oferta para integrarse en JxCat. Con el fascismo no se juega. No todo vale en política”.

Glòria Freixa y Josep Costa (Junts per Catalunya) valoran la inadmisión de una nueva DUI en el Parlament / CG
Glòria Freixa y Josep Costa (Junts per Catalunya) valoran la inadmisión de una nueva DUI en el Parlament / CG

Ese es el clima entre los dos socios de gobierno, entre dos cargos de suma importante, uno como portavoz parlamentario de ERC, y el otro como vicepresidente del Parlament, lo que evidencia el abismo en el seno del independentismo.

Costa no se ha quedado callado, al entender que todo se debe a una manipulación. “Los organizadores de la reunión ya ha confirmado que ninguno de los invitados sabía quiénes serían los asistentes. Y ahora soy yo quien te pide la dimisión por mentiroso, por manipulador y lo que es más grave: por intoxicar y por extorsionar a los medios de comunicación, No todo vale en la política”, sentencia Costa, utilizando las mismas expresiones que Sabrià.

Destacadas en Política