Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El abogado y presidente de Convivencia Cívica Catalana Ángel Escolano, el portavoz de Hablamos Español Alejandro Navarro y la secretaria de Jucil en Barcelona Milagros Cívico. Guardias civiles reclaman su derecho al bilingüismo / EUROPA PRESS

Guardias civiles piden personarse en la causa del 25% de castellano por tener "destino forzoso"

Jucil, Hablamos Español y Convivencia Cívica Catalana intentan cuatro vías para conseguir legitimidad ante el TSJC

3 min

La asociación de guardias civiles Jucil ha justificado su legitimidad para personarse en la causa y pedir la ejecución de la sentencia que obliga a impartir al menos un 25% de clases en castellano en el sistema educativo de Cataluña alegando que los miembros del cuerpo tienen "destino forzoso" en Cataluña.

Lo ha explicado el abogado y presidente de Convivencia Cívica Catalana Ángel Escolano en declaraciones a los periodistas ante la Sala Contenciosa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), donde ha acudido para un trámite del procedimiento junto a la secretaria de Jucil en Barcelona, Milagros Cívico, y el portavoz de Hablamos Español, Alejandro Navarro.

Partes afectadas

Pueden pedir la ejecución de la sentencia del TSJC las partes que ya participaron en la causa --en este caso, la Abogacía del Estado-- o bien quienes demuestren un interés directo en que se aplique, y Escolano ha detallado que la petición de Jucil para personarse apela al derecho a la conciliación familiar y a que los hijos de los guardias civiles en Cataluña puedan estudiar en castellano.

En paralelo, estas entidades preparan otros recursos probando distintas vías para conseguir la legitimidad para pedir ejecutar la sentencia: Convivencia Cívica Catalana y Hablamos Español han apelado a su trayectoria como entidades por el bilingüismo, han presentado demandas individuales de padres --que afectarían solo a la escuela donde estudien sus hijos-- y preparan otras a través de AMPAs.

Ejecución de una sentencia firme

Escolano ha explicado que están creando "AMPAs alternativas" a propósito para poder presentar las demandas, de momento trabajan para registrar 28 y aspiran a crear una federación de AMPAs que pida ejecutar la sentencia si las otras vías no funcionan.

"Si no se admite la legitimidad de nadie se crea un espacio de impunidad, es antidemocrático. No entendería que me digan que nadie puede ejecutar una sentencia firme porque la ley dice que la pueden ejecutar las partes o los afectados", ha dicho Escolano al mostrarse convencido de que alguna de las cuatro vías de peticiones prosperará.

Jucil

La secretaria de Jucil en Barcelona, Milagros Cívico, ha llamado "a todas las familias que se vean afectadas" por la no ejecución de la sentencia a registrarse como afectados en el TSJC, y ha reclamado una indemnización de 450 euros por cada trimestre que no se aplique la sentencia.

"Nos quejamos de que todas las asignaturas son en catalán y no tenemos derecho a que nuestros hijos estudien en castellano", y ha asegurado que defienden una educación bilingüe.