Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Balcón del Ayuntamiento de Vic, con pancartas favorables a los políticos presos, una bandera independentista y ninguna española en una imagen de archivo / AYUNTAMIENTO DE VIC

La Guardia Urbana de Vic habla solo en castellano como medida de protesta

La policía local de esta localidad gobernada por JxCat acusa al consistorio de mentir y prescinde del catalán para reivindicar la mejora de sus condiciones laborales

2 min

Hablar solo en castellano como medida de presión para reivindicar los derechos laborales. La Guardia Urbana de la localidad barcelonesa de Vic ha tomado esta decisión para quejarse por las "mentiras e incumplimiento de los acuerdos" por parte del consistorio, en manos de la posconvergente Anna Erra (JxCat).

"La primera medida de protesta es hablar y redactar en castellano". Así lo anuncia la delegación del Sindicato de Policías Locales y Cuerpo de Mossos d'Esquadra en el consistorio de Vic. Los policías locales aseguran sentirse "quemados" por el fracaso de las negociaciones para intentar mejorar sus condiciones de trabajo.

Tuits de la sección sindical del Sindicat de Policies Locals i Cos de Mossos d'Esquadra en el Ayuntamiento de Vic anunciando su protesta
Tuits de la sección sindical del Sindicat de Policies Locals i Cos de Mossos d'Esquadra en el Ayuntamiento de Vic anunciando su protesta

Acusan a la alcaldesa de mentir

Los agentes, a través del sindicato SPL-CME, aseguran que la medida pretende escenificar su descontento con la alcaldesa Erra y con su equipo de gobierno. Así, la acusan de mentir y de incumplir acuerdos relacionados con aumentos salariales, entre otras mejoras laborales.

El sindicato, asimismo, lamenta los cuatro años “perdidos” en intentar llegar a un acuerdo que ha terminado con los agentes dejando la mesa negociadora.

La alcaldesa de Vic, Anna Erra, y otros miembros de JxCat, de campaña electoral la semana pasada / TWITTER
La alcaldesa de Vic, Anna Erra, y otros miembros de JxCat, de campaña electoral la semana pasada / TWITTER

Otras medidas que piensan adoptar de ahora en adelante son, por ejemplo, dejar de ejercer funciones simultáneas, hecho que ralentizará el trabajo en la Guardia Urbana de Vic.