La Guardia Urbana aplaude el nombramiento de Forn como ‘conseller’ de Interior

Los agentes recuerdan su gestión al frente de Seguridad en Barcelona y lo consideran un político que se presta al diálogo

4 min
Joaquim Forn toma posesión como nuevo 'conseller' de Interior junto al presidente Carles Puigdemont / EFE
15.07.2017 00:00 h.

No todos los cambios asustan. Algunos, incluso se reciben con cierta esperanza. Es el caso de los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), que han reaccionado positivamente ante la noticia del nuevo nombramiento de Joaquim Forn como conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña.

El hasta ahora concejal en el Ayuntamiento de Barcelona y portavoz del Grupo Demócrata (antigua CiU) ya estuvo al mando de los policías locales de la capital catalana bajo la alcaldía de Xavier Trias. Fue entre 2011 y 2015 y se ocupaba de las carteras de Interior, Seguridad y Movilidad, además de ser portavoz del gobierno.

Talante dialogante

“Es positivo que pongan al frente de Interior a una persona que ya ha gestionado policías, es un buen punto de inicio”, ha explicado a Crónica Global el portavoz de Fepol (Federación de Profesionales de la Seguridad Pública), Valentín Anadón, tras asegurar que lo que se comenta en las comisarías locales es que Forn es de un talante dialogante.

Otro de los policías locales de Barcelona sostiene que el nuevo conseller tenía como mano derecha a Joan Delort, quien gestionaba la parte más técnica policial, y la plantilla lo notaba. “Quería que la GUB fuera como la Policía de Nueva York y supongo que contaba con el apoyo de Forn”, explica a este medio.

Ambos trabajaban con el objetivo de que los agentes de Barcelona fueran una policía de referencia, asumiendo más tareas de Seguridad Ciudadana, partiendo de la base de que entonces no había tantos mossos d’esquadra como para patrullar la calle de forma conjunta. “Eran realistas”, dicen las mismas fuentes.

Fuera del foco

Sin embargo, los agentes están a la espera de ver los primeros movimientos del nuevo conseller y han pedido que se mantenga a la policía catalana fuera del debate político. El Fepol, junto con otros sindicatos también de Mossos d’Esquadra como el SME o el SPC, han reclamado que no se instrumentalice a la policía catalana y se les mantenga fuera del foco político.

Anadón ha añadido que “con tanta rotación es complicado gestionar una cartera como Interior. Necesitamos continuidad, no se puede cambiar de conseller como se cambia uno de camisa”.

Dos caras

Incluso la propia oposición en el Ayuntamiento de Barcelona reconoce que el nombramiento de Forn es positivo. “No ha hecho seguidismo de los que son contrarios a la policía”, comenta el presidente del PP en el consistorio, Alberto Fernández, a este medio. “Espero que la deriva independentista no le haga dejar de defender ni a la policía ni a la ley”.

El dirigente popular ha recordado que fue precisamente con el convergente al mando de Interior cuando se produjeron los disturbios de Can Vies, pese a que asegura tener que “disipar dudas” de si las órdenes fueron suyas o del exalcalde Xavier Trias. Critica al “Forn de los okupas” pero, como contrapartida, aplaude el que mantuvo las acusaciones contra los antisistema en los procesos judiciales. “Ahora tiene la oportunidad de mostrar su auténtica cara”.

¿Quiere hacer un comentario?