Menú Buscar
Imagen de la paliza de manteros a un turista en Barcelona / CG

La Guardia Urbana acusa a Colau de avisar a los manteros cuando hay redadas

El sindicato mayoritario SAPOL advierte de las consecuencias de estos 'chivatazos' y el PP insta a la Fiscalía a investigarlos

15.08.2018 14:39 h.
3 min

SAPOL, uno de los sindicatos mayoritarios de Guardia Urbana, ha acusado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de avisar a los manteros cada vez que está prevista una operación policial de lucha contra el top-manta, en ocasiones coordinada con otros cuerpos de seguridad: Mossos, Policía Nacional, o Guardia Civil. Según ha denunciado hoy esta plataforma sindical en las redes sociales, cuando los agentes acuden a realizar una redada, se encuentran con pocos manteros en la calle, lo que atribuyen a un aviso previo del gobierno municipal, que enmarcan en la política de permisividad de los comunes al frente del Consistorio.

La denuncia tiene lugar después de los graves incidentes registrados este verano en las calles de Barcelona, donde un grupo de vendedores ambulantes de origen senegalés agredió a un turista norteamericano en la plaza Cataluña.

Tras conocer la denuncia, el presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha instado a la Fiscalía a “investigar los posibles ‘chivatazos’ a los manteros antes de los operativos policiales de lucha contra el top-manta".

En este sentido, el dirigente popular ha considerado que “la denuncia sindical es gravísima, y en ese caso además de responsabilidades políticas, habría que exigir también penales”.

Asimismo, Fernández ha pedido a los sindicatos de Guardia Urbana que aporten todas las pruebas e indicios de los que dispongan "para poder actuar contra los chivatos".

"Complicidad"

El concejal apunta “esta denuncia de chivatazos a manteros supondría pasar de la complicidad con ellos, a ser partícipes de su actividad irregular” y recuerda que  “Colau inyectó 1,1M€ a la cooperativa de manteros, y 1,4M€ al colectivo de chatarreros, agravando todavía más el ‘efecto llamada’ de este colectivo”

Fernández ha lamentado que “con su permisividad Colau haya convertido la ciudad en un gran ‘zoco’ de venta ilegal, en 3 años de su mandato el ‘top-manta’ se ha multiplicado por 5, pasando de 400 a 2.000 manteros”.