Menú Buscar
guardia urbana balas barcelona

La Guardia Urbana de Barcelona dispara con balas defectuosas

El ayuntamiento admite "incidencias" en la munición que utilizan los agentes; CSIF denuncia que el 70% de los cartuchos "se encasquillan"

22.02.2019 00:00 h.
4 min

La Guardia Urbana de Barcelona dispara con balas defectuosas. El cuerpo municipal de seguridad de la segunda mayor ciudad española sufre problemas en las galerías de tiro por la calidad de la munición. El ayuntamiento lo circunscribe a "incidencias", mientras que CSIF asegura que "hasta el 70% de cartuchos se encasquillan".

Una portavoz del Ejecutivo local, que comanda Ada Colau (Barcelona en Comú), ha admitido que "en algunas galerías de tiro se han detectado algunas incidencias relacionadas con la munición que, en ningún caso, ponen en peligro la seguridad de los agentes". Ante este problema, el gobierno municipal "ha realizado informes técnicos que se han enviado a la empresa proveedora con el fin de que subsane las incidencias". Desmiente el equipo de Colau que la munición "esté en mal estado y se esté utilizando".

CSIF: "Hasta el 70% se encasquillan"

Una opinión muy distinta expresa CSIF. El sindicato alerta de que en las primeras prácticas de tiro de este ejercicio 2019, "en las diferentes galerías de tiro los cartuchos se encasquillan de forma constante --al menos en el 70% de los casos-- lo que desluce, desmerece y dispersa la atención del ejercicio". Ello entraña además y siempre según la agrupación "un riesgo lesivo para monitores y participantes". La representación de la parte social entra en materia. Dicho riesgo iría "desde lesiones producidas por la corredera hasta giros indebidos con el arma cargada hacia los monitores u otros compañeros, con la posibilidad de producir o sufrir un impacto".

También pone deberes CSIF al gobierno municipal. Exige que "sea retirada esta munición al ser defectuosa por caducidad, humedad, carga de pólvora insuficiente, o cualquier otro motivo que impide su normal funcionamiento". También alerta que el cambio de muelles de los cargadores no ha subsanado el problema, por lo que urge la reposición total de las balas.

Conflictos con la Guardia Urbana

Cabe recordar que los problemas con las balas, sean "incidencias", según el ayuntamiento, o "un riesgo", como sostiene CSIF, suponen el enésimo frente abierto entre el gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) con el cuerpo municipal de seguridad. Antes de ello, el equipo de Colau ya se enemistó con sus agentes por la intención de disolver la Unidad de Seguridad y Protección (USP), los llamados antidisturbios de la Guardia Urbana, para transformarlos en una unidad más amable, la llamada Unidad de Refuerzo a la Proximidad y Emergencia (URPE). Lo hará mediante decreto de alcaldía, lo que ha soliviantado aún más a los efectivos.

Asimismo, el Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) está en la diana por las denuncias, algunas incluso con grabaciones de audio adjuntas, de los presuntos chivatazos de trabajadoras municipales a los manteros cuando la Guardia Urbana realiza redadas para incautarse de material falsificado. Según avanzó ayer El Mundo, la Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias de investigación por esta práctica, que constituiría un ilícito penal. Lo ha hecho después de una denuncia presentada por el PP de Barcelona, a la que siguieron dos ampliaciones poco después.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información