Menú Buscar

La Guardia Civil vincula al 'conseller' Puigneró con la activación de las webs del 1-O

El dirigente autonómico desobedeció "reiteradamente" los mandatos judiciales una vez se cerró la página, "entorpeciendo" la labor de la justicia "a sabiendas de su ilegalidad"

Jordi Puigneró muestra una queja remitida a la defensora del pueblo europea por el cierre de las webs del 1-O / GOVERN
29.10.2018 20:43 h.
7 min

La Guardia Civil ha vinculado al consejero de Políticas Digitales de la Generalitat y exsecretario de Telecomunicaciones, Jordi Puigneró, con la puesta en marcha de las webs del referéndum secesionista ilegal del 1-O.

Según el cuerpo armado, el dirigente autonómico desobedeció "reiteradamente" los mandatos judiciales una vez se cerró la página, "entorpeciendo" la labor de la justicia. Así lo sostiene la Guardia Civil en un nuevo informe remitido al juez de Barcelona que investiga el 1-O, en el que el instituto armado apunta que el ahora conseller fue responsable de las acciones encaminadas a poner en marcha la web referéndum.cat, "a sabiendas de su ilegalidad".

El juez estudia su imputación

Puigneró, que es consejero de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalitat desde junio, fue citado por la Guardia Civil como investigado el 9 de abril de 2018, dos meses antes de su toma de posesión, en una causa por los delitos de malversación, desobediencia y revelación de secretos.

Acudió a la comandancia de la Guardia Civil acompañado por una abogada y se acogió su derecho a no declarar, según detalla el instituto armado en su documentación remitida al titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, que todavía no ha decidido si hay base para imputarle, lo que en todo caso correspondería al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), dada su condición de aforado.

Apertura de otras webs

Los hechos que la Guardia Civil imputa al ahora consejero autonómico son que, como secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital, puso al servicio del referéndum del 1-O, "a sabiendas de su ilegalidad", la web referéndum.cat, la aplicación Registro de Catalanes en el Exterior, la aplicación Conéctate al voluntariado y "otras posibles a determinar".

Sobre la web referéndum.cat, la Guardia Civil detalla que Puigneró "habría desobedecido reiteradamente" los mandatos de la autoridad judicial una vez cerrada la web, "permitiendo o no tomando las medidas necesarias para evitar que se abrieran constantemente otros dominios, tales como referéndum.eu y referéndum.ws, entorpeciendo dolosamente la labor de la justicia en favor del acto independentista del 1 de octubre".

Responsable "último"

En su informe, la Guardia Civil indica que no se ha podido determinar el "grado de conocimiento" de Puigneró respecto a la web referéndum.cat, ni tampoco si impartió instrucciones, previamente redactadas por su superiores, a personas bajo su responsabilidad, como el entonces director del Cesicat, Xavier Gatius, o el director del Centro de Telecomunicaciones (CTTI), Joan Angulo.

No obstante, el instituto armado sostiene que, como responsable directo del CTTI y del Cesicat, Puigneró "debía conocer las labores que estaban realizando, para la celebración del acto independentista" sus subordinados, investigados en la causa. Así, la "responsabilidad última" del diseño, activación y mantenimiento en el tiempo de la web del referéndum "es atribuible a los responsables del departamento de Presidencia de la Generalitat", que entonces estaba dirigido por Jordi Turull, actualmente en prisión preventiva por la causa del Tribunal Supremo por rebelión.

Gasto indeterminado

Los investigadores subrayan que los responsables de Presidencia, "en connivencia con dirigentes de otros departamentos (Vicepresidencia, Gobernación...), articularon un plan preconcebido, en el cual participaron coordinadamente una pluralidad indeterminada de personas, las cuales se repartieron las diferentes tareas a realizar, utilizando para comunicarse entre ellos medios de comunicación segura con la finalidad de no ser detectados por las Fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado". Además, los implicados contaron con la "necesaria colaboración" de personas ubicadas en el extranjero, en concreto en Londres.

La Guardia Civil reconoce en el informe que no se ha podido determinar el gasto que ocasionó al erario público la web del referéndum. No obstante, insiste en que "ha quedado patente" que, para mantenerla activa en el tiempo, la Generalitat, a través de personal a su servicio, alojó en otros dominios, una vez clausurada, la página, "desobedeciendo así y de modo reiterado los mandatos de la autoridad judicial".

Revés de la UE

Puigneró recibió recientemente un duro revés de la Unión Europea. La Comisión Europea descartó formalmente actuar por el cierre de las webs para realizar el referéndum del 1-O. Así lo indicó el ejecutivo comunitario hace unas semanas en respuesta a la carta enviada un año antes por el dirigente autonómico. La Comisión subrayó que el Govern puede recurrir a través de la vía judicial española y dijo, además, que un número significativo de páginas ya se habían reabierto.

En la misiva, el ejecutivo europeo apuntó a Puigneró que "las normas de la UE impiden el bloqueo o las restricciones de webs salvo excepciones en cumplimiento de las leyes nacionales". Con todo, admitió que las medidas "sólo se podrán imponer si son apropiadas, proporcionales y necesarias en una sociedad democrática".

¿Quiere hacer un comentario?