Menú Buscar
El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos saluda al 'conseller' de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, jefe de los Mossos / EFE

La Guardia Civil a los Mossos d'Esquadra: “Estamos aquí para hacer lo que vosotros no habéis hecho”

El borrador del informe que esté elaborando el coronel De los Cobos dispara directamente a la línea de flotación de la policía autonómica

4 min

Los múltiples informes remitidos por el GRS y la UIP al gabinete de coordinación policial que dirige el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos apuntan, en mayor o menor medida, a la “insuficiente o inexistente” actuación de los Mossos d'Esquadra para ejecutar las órdenes dictadas por la magistrada de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Mercedes Armas, que investiga el referéndum del 1-O.

Ese será el principal argumento que el número tres del Ministerio del Interior hará constar en el informe que está elaborado a expresa petición de la magistrada.

Tensión entre cuerpos

De hecho, los jefes de las unidades antidisturbios GRS (la mayoría dirigidas por un teniente) y de algunas del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han reproducido en sus informes preliminares fragmentos de los diálogos (algunos muy tensos) mantenidos con los mossos inmediatamente antes de la intervención, por ejemplo, en colegios como el Joncadella de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) o el instituto Joan Fuster de Barcelona.

En ellos, sin medias tintas, los jefes de las unidades policiales han explicado que, en pleno operativo, cuando fueron interpelados por los agentes de los Mossos, la respuesta tanto del GRS como de la UIP fue: “Estamos aquí para hacer lo que vosotros no habéis hecho”.

Perplejidad policial

Esos informes, de los que se están nutriendo De los Cobos y el resto de su gabinete, añaden un alto grado de la perplejidad policial por el hecho de ser requeridos a dar explicaciones por otro cuerpo policial, en muchos casos, en plena carga.

Tal y como adelantó este medio, en algunos casos, los mossos exigían a los agentes de intervención de la Guardia Civil y del CNP las órdenes judiciales que avalaban dichos operativos. Eso ha provocado malestar y un profundo desencuentro entre los cuerpos policiales que se ha trasladado, por la preceptiva cadena de mando, hasta el gabinete que dirige el coronel.

Inacción

Esos informes preliminares (requeridos a la mayor brevedad por la magistrada) también hacen mención y enumeran los mossos que GRS y UIP se encontraron en la puerta de los colegios cuando trataron de retirar las urnas. Los jefes de unidad destacan “la insignificante” presencia de mossos y la inacción de los que estaban (en la mayoría de casos, una única pareja) respecto a lo que previsiblemente estaba ocurriendo en los colegios.

En algunos casos, los mossos fueron testigos de la “introducción de la urnas y no actuaron”, repiten los jefes de unidad. Cabe recordar que el auto de la juez Armas, además de hablar de coordinación policial (que no se produjo), ordenaba a Guardia Civil, Mossos d'Esquadra y Policía Nacional la retirada e incautación de las urnas y papeletas.

Los Mossos en todo momento han hablado de actuación proporcionada, oportuna y congruente y aseguran que ya alertaron de las consecuencias de eventuales cargas antidisturbios en unos colegios abarrotados de personas.