Menú Buscar
Pau Guardans, presidente de Barcelona Global / CG

Guardans: “Barcelona necesita ambición y ser amigable con los inversores”

El presidente de Barcelona Global insta al futuro alcalde o alcaldesa de la ciudad a construir amplios consensos para impulsar proyectos con perspectiva de futuro

25.05.2019 12:00 h.
4 min

Dinamismo y ambición a diez años vista. El presidente de Barcelona Global, Pau Guardans considera que la ciudad necesita dar un salto adelante y pide al futuro alcalde o alcaldesa que construya amplios consensos.

Barcelona Global, con diez años de vida, agrupa a un conjunto de profesionales interesados en garantizar el dinamismo de la ciudad. Es una plataforma apolítica que no recibe dinero público, muy centrada en aportar ideas para apuntalar la reputación de Barcelona a nivel internacional, potenciar el urbanismo y gestionar el turismo que, según dice, tiene un problema de estacionalidad.

En una entrevista en el programa Converses de COPE Catalunya, Guardans ha puesto deberes al futuro alcalde o alcaldesa que se vota mañana. “Debe construir ampliar mayorías, amplios consensos. Hereu, Trias y Colau demostraron que se puede ser alcalde con pocos concejales. Pero Barcelona necesita dinamismo y ser amigable con los inversores. Dar un salto adelante. Más que un proyecto, se necesita ambición a diez años vista. De lo contrario, se corre el peligro de convertir Barcelona en una ciudad gris”.

Una visión metropolitana

Guardans defiende una visión metropolitana en temas como el de la vivienda, uno de los ejes de la campaña en estas municipales, aunque precisa que ello exige que los políticos abandonen sus agendas partidistas. “Es un error penalizar la vivienda libre porque empobrece a sus propietarios. Lo que se necesita es un stock de vivienda asequible de alquiler. Ello es posible, no con más presupuesto, sino con una acción política que pase por cambiar coeficientes”. Asimismo, recuerda que Barcelona Global propuso dar más visibilidad al retorno de la tasa turística, igual que se hace sobre los proyectos financiados con los fondos europeos Feder. “En eso nos han hecho caso”, dice.

A Guardans no le gusta que la política “ocupe ámbitos que no le corresponde. No me gusta lo que ha pasado con la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en la Cámara de Comercio”, aunque está dispuesto a hablar con su nuevo presidente, Joan Canadell, “porque yo hablo con todo el mundo”. Lamenta que la agitación política impidiera que la Ciudad Condal se convirtiera en la sede de la Agencia Europea del Medicamento. Y considera que lo importante no es "lamentar que se haya ido empresas, sino cómo se reacciona a eso". Elogia el despegue de Milán, una ciudad que "hace años desapareció de los foros internacionales, pero que gracias a que la sociedad civil construyó un relato, volvió a salir al mundo".

Firme defensor de la bicapitalidad, asegura que “Barcelona no compite con Madrid, con quien está compitiendo es con Lisboa o Berlín. Ambas capitales españolas deben compartir agenda”. Entiende que la fiscalidad de la Ciudad Condal “no está bien posicionada. Lisboa, gobernada por la izquierda, lo tiene bien resuelto. Hay que evitar que el talento se vaya, que regrese el que se fue y que venga de fuera”.