Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuheras (en el centro de la imagen), jutno con el jurado del Premio Planeta / CG

El Grupo Planeta apela al “diálogo desde la ley”

José Creuheras aplaude la comisión para la reforma constitucional propuesta por los socialistas en el Congreso y pide que a los políticos que “hablen en este marco”

5 min

El presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, ha apelado este sábado al “diálogo dentro de la ley” para resolver el conflicto político catalán. Dos días después de formalizar el cambio de domicilio social de la compañía de Barcelona a Madrid para huir de la incertidumbre del proceso independentista, el empresario editorial y audiovisual llama a la clase política del país a “explorar” el acercamiento de posiciones para “llegar a la solución del conflicto”.

Cuenta para ello con la comisión en el Congreso de los Diputados para la reforma constitucional impulsada por el PSOE, una vía abierta para “reponer” y avanzar hacia el acuerdo que “hace unos meses era impensable”, según las declaraciones del gestor de los negocios de la familia Lara en el encuentro con la prensa que ha tenido lugar el día antes de la entrega del principal galardón literario del grupo y uno de los más representativos del país, el Premio Planeta. “Dialoguen en este marco”, ha reclamado.

En cuanto a la organización del reconocimiento literario, el ejecutivo asegura que, a fecha de hoy, tienen la intención de mantener su celebración en Barcelona. Aunque abre la puerta a moverlo hacia otro emplazamiento según los avances de la situación política. 

Marco político y económico estable

“Vivimos en una sociedad democrática, madura y con una democracia fuerte”, ha manifestado Creuheras, “esta democracia fuerte debe ser la base para resolver el conflicto”. Considera que hay margen aún para una resolución del conflicto con el diálogo. 

Recuerda que los “proyectos empresariales requieren marcos estables políticos y económicos y reglas del juego claras” para que puedan avanzar, condiciones que no se dan en el momento actual del procés. El presidente del Grupo Planeta reitera que se sienten “muy orgullosos” de pertenecer a Barcelona, Cataluña, España y Europa pero que este sentimiento debe ser compatible con la correcta evolución del negocio. En cuanto la decisión, afirma que por ahora es "definitiva" aunque deja la puerta abierta a dar marcha atrás en el futuro si la situación cambia. 

Cambio de domicilio social sin impacto laboral

“Debemos preservar los intereses de nuestros accionistas, colaboradores, trabajadores, autores y proveedores”, ha manifestado. Algo que consideran que se ha alcanzado con el traslado del “centro de decisión, el domicilio social”, una decisión mercantil que no tendrá efectos en lo laboral. "La ley obliga a celebrar la junta general en Madrid tras el cambio", ha puntualizado el presidente del Grupo Planeta. Asimismo, las "reuniones del consejo de administración" se celebrarán de forma prioritaria allí. 

Creuheras puntualiza que los centros de trabajo se quedarán donde están. No se modificará el reparto de trabajadores entre las oficinas de París, Italia, Ciudad de México, Madrid y Barcelona, donde se continuará con la expansión del sello en catalán Edicions 62.

Liderazgo en la edición en español y catalán

“Hemos puesto nuestro granito de arena en convertir a Barcelona en la capital mundial de la edición en lengua española”, ha declarado el presidente de la editorial, y no renunciarán a ello; a una trayectoria que les ha convertido “con mucho esfuerzo y la participación de muchas personas en ser el séptimo grupo editorial del mundo, los líderes de publicación en lengua española, los segundos en lengua francesa y los primeros en catalán”.

Defenderán este liderazgo tras el cambio de sede social hasta Madrid, una medida que el predecesor en el cargo de Creuheras, el desaparecido José Lara, ya había amagado hace años en activar como respuesta al proceso independentista. 

Destacadas en Política