Las cuatro grietas jurídicas del bloque independentista

Los intereses partidistas, las diferencias ideológicas y la posibilidad de un adelanto electoral amenazan la unidad secesionista en la recta final del 'procés'

Oriol Junqueras (ERC), Carles Puigdemong (CDC) y Anna Gabriel (CUP), sobre las grietas jurídicas del 'procés' / FOTOMONTAJE CG
07.03.2017 00:00 h.
3 min

La arquitectura jurídica del procés está reventando las costuras de la unidad independentista. Los intereses partidistas, las diferencias ideológicas, las discrepancias de criterio y, sobre todo, la posibilidad de un adelanto electoral han hecho aflorar las diferentes estrategias de PDECat, ERC y CUP ante el desafío final al Estado. Cuatro son los principales motivos de discordia jurídica:

1 ¿Cumplir o desacatar el dictamen del Consejo de Garantías sobre el referéndum? La inconstitucionalidad denunciada por el Consejo de Garantías Estatutarias ha dado un baño de realidad al desafío legal que pretende el Gobierno catalán. Esta especie de tribunal constitucional a la catalana ha tumbado la disposición adicional que contempla una partida presupuestaria destinada al referéndum. ERC y PDECat, socios de gobierno, deben decidir si hacen caso de este órgano dependiente de la Generalitat o si, como exige la CUP, se saltan a la torera esa resolución. Los republicanos están más próximos de las posiciones de los antisistema --que amenazan con no apoyar los presupuestos de 2017-- que de los convergentes.

2 ¿Aprobar referéndum y desconexión en una sola ley o en dos? En este caso, los convergentes están alineados con ERC, pues consideran que la ley de desconexión debe incluir un apartado dedicado a regular el referéndum. Por el contrario, la CUP quiere que haya dos leyes pues, en caso de impugnación por parte del Estado, los efectos serían más letales si todo se concentra en una sola norma. El Gobierno catalán guarda un gran secretismo sobre esa ley de transitoriedad.

3 ¿Desconexión exprés o desobediencia? La aprobación por vía de urgencia de la ley de desconexión, que ha puesto de manifiesto la falta de rigor jurídico de Junts pel Sí, pretende reducir la capacidad de reacción del Estado, acortando los plazos de tramitación. En este caso, los antisistema se han quedado fríos ante esta artimaña de CDC y ERC, pues afirman que es mejor desobedecer y no dejarse arrastrar por una nueva judicialización del caso.

4 ¿Comisión de expertos internacionales o simples debates? Entre los compromisos suscritos por las formaciones independentistas figuraba la creación de una comisión de expertos internacionales, que todavía no existe. Como se sabe, el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha fracasado en su proyecto de internacionalizar la causa independentista. Por eso, esta comisión ha sido sustituida por un ciclo de debates que arrancará el próximo día 9 de marzo. Algo que no agrada ni a ERC ni a la CUP. Esta comisión tenía como finalidad simular que el procés cuenta con el aval de la comunidad internacional.

Comentar
Antoni Ferret 07/03/2017 - 12:03h
Bastant correcte i interessant. A veure com se'n surten. / Però és inaudit que, en aquestes alçades, la redacció d'aquest diari encara no anomeni correctament les coses. Dues vegades (dues) escriu "Llei de desconnexió", cosa que no existeix. El nom correcte és "Llei de Transitorietat". "Desconnexió" és el nom de tres lleis juntes.
¿Quiere hacer un comentario?