Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sillas vacías en una terraza de un restaurante de Barcelona reflejan la crisis del sector de la restauración / EP

El Gremio de Restauración de Barcelona ve un "insulto" la prórroga de las restricciones sanitarias

La entidad asegura que las limitaciones a su actividad por parte de la Generalitat suponen una "condena de muerte" y la "ruina" de bares y restaurantes

3 min

El Gremio de Restauración de Barcelona ha expresado este viernes su rechazo al mantenimiento de las restricciones sanitarias impuestas por la Generalitat en el sector de la hostelería en Cataluña para evitar contagios de coronavirus, algo que consideran "un insulto al sector".

La entidad lamenta la "intransigencia" del Govern, que sigue firme en su decisión de que bares y restaurantes sólo puedan abrir para servir desayunos y comidas, en las franjas horarias que van de 7:30 h a 10:30 h de la mañana y de 13:00 a 16:30 h de la tarde. Fuera de ellas, solo podrán servir comida para llevar. Algo que consideran una "vergüenza", habida cuenta de que a partir del lunes los centros comerciales y los establecimientos mayores de 400 metros cuadrados ya podrán abrir sus puertas entre semana, a un 30% de su aforo,

El director de la asociación, Roger Pallarols, ha desvelado que durante esta semana se les ha tanteado, de manera "informal", sobre la posibilidad de "sumar unas pocas horas de apertura" por la mañana y de lunes a viernes. Y ha explicado que querían que el gremio la aceptara, aunque dicha propuesta está "a años luz de lo que en estos momentos necesitan los bares y restaurantes para sobrevivir".

Toque de queda

La contrapropuesta del sector consistía en abrir en horario continuo hasta las 21:30 horas y "asumir que se deberá revisar el toque de queda" para que se puedan servir cenas. Algo que no ha ocurrido, pues en Cataluña seguirá siendo diario a las 22:00 h de la noche.

El Gremio de Restauración considera que esta última prórroga de las restricciones proviene de unas medidas que se remontan al 16 de octubre y que "pulveriza las esperanzas" de los sectores económicos más golpeados por la crisis.

"Condena de muerte"

La entidad estudia recurrir judicialmente la resolución del Govern cuando se publique en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

Según el gremio, estas limitaciones a su actividad suponen una "condena de muerte para familias con niños, con hipotecas, con sueños" y que ahora se ven "abocadas a la ruina".