Graupera: “El catalanismo ha muerto”

El filósofo insiste en una candidatura independentista transversal para la alcaldía de Barcelona a pesar del portazo de PDeCAT y ERC, aunque no descarta presentarse solo

Jordi Graupera, candidato a la alcaldía de Barcelona, en la presentación de sus propuestas programáticas / CG
11.07.2018 11:42 h.
3 min

Jordi Graupera asegura que “el catalanismo ha muerto” y que el futuro de Barcelona pasa por ser el emblema de una nueva república. Con esos mimbres se presenta como alcaldable de Barcelona, pero quiere hacerlo tras unas primarias entre las formaciones independentistas con la finalidad de configurar una candidatura transversal. Y a pesar del portazo de PDeCAT y ERC, insiste en esa idea.

Graupera ha presentado hoy Una propuesta para Barcelona (Destino), un texto prologado por la exconsejera fugada en Escocia Clara Ponsatí en el que el escritor y filósofo desgrana su programa para las elecciones municipales de 2019. Graupera defiende unas primarias para configurar candidatura independentista transversal, pero ni PDeCAT ni ERC están interesadas y ya han lanzado a sus respectivos cabezas de lista, Neus Munté y Alfred Bosch. Con este bloque secesionista, Graupera pretendía dar respuesta al previsible aterrizaje como candidato de Ciudadanos de Manuel Valls, que también se presenta como aglutinador de las fuerzas constitucionalistas.

"Baluarte de una Cataluña libre"

Para Jordi Graupera, el catalanismo ha muerto porque “es la ideología que ha permitido adaptar las aspiraciones de los catalanes a los límites impuestos por el Estado a lo largo de la historia”. Apuesta por una nueva política basada en el legado del referéndum del 1 de octubre y en una Barcelona como baluarte de “una Cataluña libre”.

Ha admitido las dificultades de crear un movimiento independentista que cuestiona los liderazgos de los partidos tradicionales. No obstante, sigue adelante con su propuesta de primarias.

Graupera ha explicado que el libro es el texto de la conferencia celebrada en marzo en el Teatre Victoria y que tiene como premisa que “el catalanismo está muerto”, pues su fecha de caducidad “fue el 30 de septiembre. La resistencia física a la represión el 1-O no estaba en los presupuestos del catalanismo”. Afirma que la “degradación” ha ido en aumento sin que no se detecte ningún cambio de rumbo en los responsables políticos que defienden el procés. Por ello, defiende que sea la ciudadanía quien lidere la implementación de la república.

“Preguntar qué pasará si los partidos no se suman a esas primarias es una premisa falsa, la propuesta de primarias es la vía de que los partidos logren su plena regeneración”, ha dicho.

Sostiene que PDeCAT está más abierto a esa fórmula, no así ERC. “Debemos ser pacientes, confiamos hasta el último momento en que se incorporen”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información