Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una terraza cerrada en Barcelona, uno de los motivos del clamor empresarial para la recuperación / EP

El Govern sustituye los horarios para los bares por un cierre a las cinco de la tarde

El Procicat relajará las restricciones para la restauración a partir del lunes, aunque mantendrá el confinamiento comarcal de cara a Semana Santa

2 min

El Govern relajará finalmente las restricciones aplicadas sobre bares y restaurantes por el coronavirus con la eliminación de las franjas horarias en las que tienen permitida la apertura. A partir del próximo lunes, estos establecimientos podrán servir comidas de forma continuada hasta las cinco de la tarde, pero seguirán sin poder ofrecer cenas presencialmente.

Las nuevas medidas se anunciarán este mediodía, pero se han vuelto a filtrar antes a través de las cadenas públicas TV3 y Catalunya Ràdio, que han citado “fuentes oficiales”. Según estos medios, el Procicat aprobará hoy esta modificación en las restricciones.

Se mantiene el cierre perimetral

Respecto a las medidas planteadas para la movilidad en Semana Santa, se mantendrá el cierre perimetral en Cataluña y no se podrá entrar ni salir para desplazarse al resto de España. El confinamiento se seguirá aplicando, como hasta ahora, a nivel comarcal. Tampoco se modificará el toque de queda.

Los cambios planteados suponen unas restricciones menos estrictas con el sector de la restauración, que actualmente solo puede servir desayunos de 7:30 a 10:30 de la mañana y comidas de una a 4:30 de la tarde. Se pueden hacer cenas para llevar de siete a diez y para entregar a domicilio hasta las once de la noche.

“Aire” para la restauración

El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ya había mostrado la semana pasada su predisposición a “dar aire” a uno de los sectores más afectados económicamente por la pandemia y las restricciones, aunque tras sus declaraciones se acabó anunciando un prolongamiento de las mismas medidas.

Finalmente, se ha concedido un pequeño relajamiento después de que los indicadores epidemiológicos del coronavirus hayan mejorado y el sector de la restauración reclamara la apertura de los establecimientos.