Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del Govern, Patricia Plaja / EUROPA PRESS

El Govern, sorprendido por la enmienda de la CUP, mantiene que habrá presupuestos

La portavoz, Patricia Plaja, reconoce que la decisión de los antisistema de tumbar las cuentas es inesperada, pero les pide diálogo para reconducir la situación y mantener la mayoría 'indepe'

7 min

El Govern de Pere Aragonès ha encontrado en la CUP un nuevo escollo en la gestión pública. Los antisistema presentarán una enmienda a la totalidad de los presupuestos catalanes, aunque "se puede retirar" si renegocian las condiciones de las cuentas que ellos mismos habían pactado. El Ejecutivo autonómico recoge el guante y pide a los cupaires que "no presenten la enmienda", que aún hay tiempo para hablar, aunque sostiene que habrá presupuestos. Mientras, ERC y Junts, socios de gobierno, se han reunido de urgencia para ver qué hacer ahora.

La decisión de la CUP --votada solo por 462 militantes-- la ha anunciado su portavoz, Eulàlia Reguant, poco antes del Consell Executiu de este martes. Tras la reunión del Govern, la portavoz del Ejecutivo independentista, Patricia Plaja, ha manifestado que "respeta las decisiones y el funcionamiento interno" de los antisistema, pero que "al país [por Cataluña] le conviene aprobar los presupuestos de la transformación".

Trabajados codo con codo con la CUP

Plaja ha argumentado que la voluntad de "transformación" es "compartida con la CUP", que deben entenderse unos y otros, y que los presupuestos anunciados por el conseller Jaume Giró "responden a los proyectos de transformación y compartidos con la CUP". "Son los presupuestos más expansivos de Cataluña, con tres de cada cuatro euros destinados a políticas sociales", ha expresado, convencida de que "todos los que quieren transformar el país no los bloquearán". "No se entenderá que la CUP presente la enmienda a unos presupuestos que ha trabajado codo con codo con el Govern" y que "llevan su sello", ha lanzado. 

La portavoz gubernamental ha enumerado los motivos por los que hay que aprobar estas cuentas, que incluyen un aumento salarial para el president y sus consellers: "Para la renta garantizada universal se necesitan presupuestos; para seguir conteniendo la pandemia se necesitan presupuestos; para todas aquellas [personas] que no pueden quedarse atrás en educación, vivienda, empleo, cultura, se necesitan presupuestos; para impulsar la gratuidad de las guarderías hacen falta presupuestos".

¿Nuevos socios?

"Estamos convencidos de que lo mejor es aprobar los presupuestos con la mayoría independentista"; de lo contrario, esta se pondría en peligro. No obstante, Plaja ha cerrado las puertas, por ahora, a sentarse a negociar con el PSC o los comunes, y ha recordado que la CUP todavía no ha presentado formalmente la enmienda --el plazo para presentarla concluye el lunes a las 10.30--.

"Cataluña tendrá presupuestos y todavía estamos a tiempo para que sean con la CUP", ha asegurado.

Reunión de urgencia

Tras el anuncio de la CUP y mientras se estaba produciendo la rueda de prensa se ha celebrado una reunión en el Palau de la Generalitat entre Aragonès; el vicepresidente, Jordi Puigneró; el conseller de Economía, Jaume Giró; los presidentes de los grupos parlamentarios de ERC y Junts, Josep Maria Jové y Albert Batet, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, entre otros dirigentes de los socios del Ejecutivo para valorar la decisión de la formación anticapitalista y analizar los pasos a seguir.

Este mismo martes por la tarde Aragonès y Giró se reunirán con la CUP "para conocer de primera mano la decisión" de los cupaires y para analizar la situación. Sobre qué puede ofrecer el Govern a los antisistema para llegar a un acuerdo, ha recordado que llevan semanas negociando y "habrá que ver qué concreciones vuelve a poner sobre la mesa la CUP", pero no ha detallado qué nuevos ofrecimientos puede dar el Ejecutivo.

La oposición, atenta

En este escenario, la oposición se muestra entre expectante y convencida de que la CUP, finalmente, dará el visto bueno a las cuentas. No obstante, la portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, ha insistido al Govern en que hay otras mayorías para poder aprobar los presupuestos, y ha rechazado "el mercadeo" del Ejecutivo catalán con los anticapitalistas. Así, ha pedido al Govern que no deje Cataluña "en manos de la CUP, porque eso solo genera incertidumbre e inestabilidad".

Por su parte, la líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, ha advertido de que su grupo parlamentario mantiene su postura de presentar una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos  si el Govern no les contacta para negociarlos.

De izquierda a derecha: Alícia Romero (PSC), Jéssica Albiach (comuns) y Carlos Carrizosa (Cs)
De izquierda a derecha: Alícia Romero (PSC), Jéssica Albiach (comuns) y Carlos Carrizosa (Cs)

PP y Vox: "Los aprobarán"

El portavoz de Vox, Joan Garriga, ha acusado a la CUP de querer "jugar in extremis" con las cuentas, y ha considerado que finalmente les acabarán dando apoyo. "Pero, si no, la aprobación de los presupuestos vendrá de la mano del PSC y los podemitas, que son la muleta del separatismo en Cataluña, igual que ERC y Junts son la muleta del socialismo y del comunismo en el Gobierno", ha añadido.

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha dicho que ve posible que la CUP llegue a un acuerdo con el Govern para aprobar los Presupuestos de la Generalitat para 2022, pero ha señalado que "antes les humillarán unos meses". "Los placeres masoquistas que disfruten ERC y Junts con la CUP me importan poco, que acaben descartando los Juegos de Invierno sí", ha tuiteado. Desde Ciudadanos, por último, Carlos Carrizosa ha dicho que la postura de la CUP es un "teatro que escenifica la pelea entre la CUP y el PSC por ser la muleta de Aragonès". Su partido también presentará una enmienda a la totalidad y no va a retirarla "a diferencia de la CUP"