Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Campus de la Universitat Autònoma de Barcelona, donde el Govern acepta porcentajes / EUROPA PRESS

El Govern solo acepta porcentajes en la educación cuando perjudica al castellano

La Generalitat se propone alcanzar el 80% de docencia en catalán en todos los grados universitarios, algo que choca con su argumento de no poner "porcentajes" a las lenguas en la educación

3 min

“El aprendizaje de las lenguas no va de porcentajes, va de pedagogía”. Es una declaración del Conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, el mismo día en que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) declaró en firme la sentencia del mínimo del 25% de castellano en los colegios catalanes. Un argumento que choca frontalmente contra la nueva meta anunciada por el Govern de alcanzar el 80% de docencia en catalán en todos los grados universitarios.

Esto supondría prácticamente la desaparición del castellano, teniendo en cuenta el porcentaje destinado al inglés. 

Nueva meta: alcanzar el 80% de catalán en la universidad

Esta nueva medida demuestra que el Ejecutivo de Pere Aragonès no está dispuesto a cumplir con el porcentaje del 25% del castellano en la educación infantil y primaria, pero sí de imponer que se hable un 80% de catalán en la docencia universitaria. 

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, se ha tenido que enfrentar a esta cuestión durante la rueda de prensa tras la reunión del consell executiu. “Estamos mezclando dos departamentos distintos”, es lo que ha respondido. 

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja / EUROPA PRESS
La portavoz del Govern, Patrícia Plaja / EUROPA PRESS

Ofensiva contra el castellano

Aunque se traten de dos consejerías diferentes, en el marco del Plan de Impulso del Catalán, el gobierno autonómico ha iniciado una ofensiva contra el castellano. De hecho, hace unos días anunciaba también que cualquier profesor que quiera ejercer en Cataluña a partir de 2024 tendrá que acreditar un nivel C2 de catalán --el escalón máximo que existe actualmente--. 

Manifestación contra el fallo del TSJC del castellano en las escuelas, a la que acudió Cambray / EP
Manifestación contra el fallo del TSJC del castellano en las escuelas, a la que acudió Cambray / EP

Una exigencia que no gustó a los docentes, quienes en declaraciones a Crónica Global lamentaron "las formas" y consideraron que se trata de una "nueva cortina de humo" para tapar la mala gestión que ha hecho durante la pandemia.