Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, comparece tras valorar el supuesto caso de espionaje a independentistas / EP

El Govern revisará los móviles para detectar amenazas como Pegasus

La Agencia de Ciberseguridad de Cataluña incrementará el nivel de control de los aparatos de más de 500 cargos de la Generalitat y hará revisiones periódicas

2 min

El Govern revisará los móviles de todos sus miembros para detectar amenazas y programas maliciosos. Así lo ha dado a conocer tras el supuesto espionaje a través del software Pegasus a más de 60 cargos independentistas. 

La Agencia de Ciberseguridad de Cataluña incrementará el nivel de control de los aparatos de más de 500 cargos de la Generalitat y hará revisiones periódicas. También se pone a disposición del Parlament por si los diputados quieren que se proteja sus dispositivos. 

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), y el consejero catalán de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (i), muestran sus móviles. Ambos se infectaron con Pegasus / EUROPA PRESS
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), y el consejero catalán de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (i), muestran sus móviles. Ambos se infectaron con Pegasus / EUROPA PRESS

Rutinas de control

Según explica Rac1, el plan de seguridad puesto en marcha desde agosto ya contemplaba estas rutinas de control. Sin embargo, las medidas anticovid y el teletrabajo frenaron que se aplicasen. 

Tras el Catalangate, el director del organismo Oriol Torrellas confía en encontrar programado malicioso. “Revisaremos de manera periódica las terminales para detectar si hay alguna ciberamenaza. Se retiraría el teléfono infectado y lo analizaríamos”. 

Òmnium se querella

Por otro lado, desde Òmnium ya han presentado una querella por el supuesto espionaje con el programa Pegasus, en representación del exvicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, de la responsable del área de internacional Elena Jiménez y de la periodista y compañera de Jordi Cuixart, Txell Bonet. 

La denuncia pretende demostrar “la involucración ilegal del estado español en la trama de espionaje y abrir la puerta a una investigación que permita imputar a todos los organismos y poderes del Estado implicados”, según ha dicho la entidad en un comunicado.