Menú Buscar
Elsa Artadi, portavoz del Gobierno de la Generalitat, junto al responsable de Exteriores, Ernest Maragall, en la reunión del Consejo Ejecutivo / EFE

El Govern pasa el referéndum secesionista por delante del debate sobre los aforados

Defiende que abrir el melón de la Carta Magna debe pasar de forma inapelable por facilitar la “solución política” que reivindican para el conflicto catalán

4 min

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Elsa Artadi, ha defendido hoy que la reforma constitucional que ha propuesto Pedro Sánchez debería servir para encajar el “derecho de autodeterminación” en la Carta Magna. En la comparecencia ante los medios tras la reunión del Consell Executiu, ha pedido que este debate pase por delante del fin de los aforamientos para los cargos públicos.

“El debate principal” en el conjunto del Estado “no está” en esta cuestión, ha aseverado. Considera inapelable que abrir el melón constitucional se use como una vía para “solucionar de manera política un conflicto que es político”. Artadi ha tildado de “extraño” que en las Cortes se abra un procedimiento al respecto y que se pase de puntillas por la crisis en Cataluña.

Equilibrios políticos en las Cortes

El Govern defiende que promover un referéndum secesionista vinculante es la cuestión más importante en la agenda política española. Más allá de esta declaración, se debe tener en cuenta que la decisión que tomen tanto PDeCAT como ERC ante la propuesta del Ejecutivo socialista será clave para que salga adelante. 

Los votos a favor de los dos partidos en el Govern son indispensables para un presunto desempate entre los socialistas y las fuerzas conservadoras de las Cortes, PP y C’s. Facilitaron la moción de censura que sacó a Mariano Rajoy de La Moncloa y ha sido el propio líder del Ejecutivo el que los ha identificado como parte del conglomerado de formaciones con las que puede trazar alianzas con el fin de alcanzar la mayoría absoluta en el Congreso. Junto a Podemos y a los nacionalistas vascos.

Reconocimiento “explícito”

Artadi ha puesto esta petición sobre la mesa pero ha salvado los muebles ante una incongruencia a la que apuntaban sus declaraciones. Ha recordado que los independentistas defienden que el actual redactado constitucional ya deja margen a la celebración legal de un referéndum secesionista.

La portavoz manifiesta que con la reforma que propone el PSOE se podría llegar al “reconocimiento explícito” y que esto es más favorable para sus intereses. Parece ser que la Generalitat ha aparcado por ahora la unilateralidad para conseguir sus objetivos, que pasan de forma inapelable por la celebración de una votación vinculante sobre el futuro de Cataluña.

Celebración del 1-O

Esta “solución política” al conflicto a la que hace referencia Artadi es uno de los pocos puntos en común que tienen las formaciones partidarias de la secesión. En plena batalla por la hegemonía, incluso dentro de PDeCAT entre los seguidores acérrimos y los que han marcado distancia con la estrategia que marca Carles Puigdemont desde Bélgica, hay consenso en que un referéndum vinculante marcaría un punto y aparte en el conflicto.

La demanda de Artadi llega cuando se ultiman los detalles de la celebración del 1-O. La portavoz del Ejecutivo catalán ha avanzado que por parte de la Generalitat, se conmemorará el primer aniversario del referéndum ilegalizado con una reunión del Consell Executiu en la sala de plenos del Ayuntamiento de Sant Julià de Ramis (Girona). Se trata de otro gesto del Govern contra uno de los pueblos en los que actuó la Guardia Civil hace un año. El municipio en el que, precisamente, estaba censado como votante Puigdemont. Finalmente, el expresidente de la Generalitat se fue a votar a otro punto.

Destacadas en Política