Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del Govern, Patrícia Plaja / DAVID ZORRAKINO (EUROPAPRESS)

El Govern quiere impulsar una nueva ley de turismo de Cataluña

Este anuncio coincide con el congreso Future of Tourism World Summit, inaugurado por la ministra Reyes Maroto

3 min

Ya se han iniciado los trámites para impulsar una nueva ley de turismo en Cataluña. Es uno de los acuerdos a los que ha llegado el Govern tras la reunión habitual de cada martes del consell executiu.

La portavoz del Govern, Patricia Plaja, ha explicado que la intención es actualizar los contenidos de la normativa actual con el fin de dar una respuesta “más eficaz a las necesidades” del sector del turismo en Cataluña y que tenga en cuenta el nuevo contexto social y medioambiental, así como “la irrupción de las nuevas tecnologías”.

Respuesta a las necesidades del turismo

Con la nueva ley, el gobierno catalán pretende también dar visibilidad social al compromiso del sector turístico con la promoción de la cultura propia y de los productos locales y “dotar el destino catalán de todos los elementos oportunos para garantizar una oferta líder y de calidad”.

El Govern ha hecho coincidir este anuncio con el congreso Future of Tourism World Summit, que se está celebrando los días 26 y 27 de octubre en la Llotja de Mar de Barcelona y que organizan la Fundación Advanced Leadership (ALF), la Fundación Incyde de las Cámaras de Comercio Españolas y la United Nations World Tourism Organisation (OMT).

Coincide con el Future of Tourism World Summit

En la cumbre mundial, que ha sido inaugurada por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, participan un centenar de ponentes de unos 70 países, y por parte de la Generalitat ha asistido el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent.

Uno de los principales objetivos de la nueva ley que impulsará el Govern será promover un turismo sostenible, sobre todo teniendo en cuenta el actual contexto de pandemia y de cambio climático. Por otro lado, abrirá lo que han denominado periodo de consulta pública de 15 días a través de unas preguntas que la ciudadanía podrá responder para dar su opinión sobre lo que consideran que debería obtener la futura ley.