Menú Buscar
Manifestación contra el 'antigitanismo' en el Paseo de Gracia de Barcelona /UNIÓN ROMANÍ

"El Govern hace política para el pueblo gitano sin los gitanos"

Simón Montero, presidente de FAGIC, critica la exclusión de asociaciones y entidades en la creación del instituto catalán para este colectivo

10.10.2019 00:00 h.
6 min

La portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó, anunció este martes, en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, la creación del Institut Català del Poble Gitano con el objetivo de combatir la discriminación contra este colectivo. El problema, según denuncia el presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGIC), Simón Montero, es que “el Govern hace políticas para el pueblo gitano, sin los gitanos”.

Simón Montero (2º izq) junto a compañeros de la FAGIC el Día internacional del Pueblo Gitano / FAGIC
Simón Montero (2º izq) junto a compañeros de la FAGIC el Día internacional del Pueblo Gitano / FAGIC

La entidad, que se creó en 1991 y reúne a un centenar de asociaciones, es la más representativa de todo el territorio, por eso Montero explica a Crónica Global que han recibido esta noticia “con mucha indignación”. “No han contado con nosotros para nada. “¿Alguien se imagina la creación del Institut Català de la Dona sin contar con la mujer? Pues eso es lo que pasa siempre con el pueblo gitano”,  lamenta.

¿Cuál será el papel de las entidades?

Desde la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia explican a este medio que la creación de este organismo se enmarca dentro del Pla Integral del pueblo gitano en Cataluña 2017-2020, en cuya elaboración también ha participado un integrante de la FAGIC. Pero su presidente subraya que llevan doce meses pidiendo información sobre el anunciado instituto sin recibir respuesta. “Lo hemos intentado por activa y por pasiva. Queremos saber qué estructura tendrá y cuál será el papel de las entidades, pero ha sido como quien oye llover”, explica.

Simón Montero (i) durante una reunión en el Parlament / FAGIC
Simón Montero (i) durante una reunión en el Parlament / FAGIC

Así, desde la federación de asociaciones del pueblo gitano denuncian que desde junio no se ha vuelto a reunir el intergrupo en el Parlament. “Lo que está haciendo el Govern no tiene sentido: crear una estructura que puede ser una herramienta muy válida, pero no cuentan con nosotros para nada”, subraya Montero. Así, ha mostrado su preocupación por como afectará al colectivo la creación del instituto. “No queremos un organismo del que desconocemos su finalidad, qué papel darán a las entidades, y qué espacio de debate se va abrir”, critica.

Lucha contra el 'antigitanismo'

Además, Montero lamenta haberse enterado del anuncio de Budó a través de los medios de comunicación. "Lo único que pedimos es que se nos informe para formar parte de su creación", señala tajante. Desde la federación abordan la integración del pueblo gitano de manera transversal. No solo luchan contra el antigitanismo, sino que reivindican la igualdad de derechos, combaten el temprano absentismo escolar, e impulsan proyectos de vivienda y formación. 

Simón Montero, presidente de FAGIC / FAGIC
Simón Montero, presidente de FAGIC / FAGIC

Desde FAGIC sostienen que la cultura gitana "sigue siendo una gran desconocida". El motivo, apunta Montero, es que el colectivo no está presente en la toma de decisiones. "Para que nos conozcan deberíamos tener un papel en la toma de decisiones", reivindica, aunque advierte que no existe voluntad política para lograr un cambio real.

Sin regidores en toda Cataluña

Aunque el presidente de FAGIC admite que Cataluña siempre ha sido una comunidad pionera en la aprobación de políticas favorables a la población gitana --un ejemplo es el reconocimiento del 8 de abril como su día internacional--, lamenta que en los últimos diez años "parece que aquí se está dando un paso atrás". ¿Un ejemplo? "Todavía no hay ni un solo regidor gitano. Los partidos no cuentan con nosotros y, si lo hacen, nos ponen en lugares simbólicos de las listas, en los puestos finales donde saben que no saldremos escogidos", denuncia. En cambio, recuerda que cuatro miembros del colectivo tienen un escaño en las Cortes españolas. 

“Si se quieren cambiar las cosas tenemos que estar presentes donde se toman las decisiones”. Montero considera que no existe voluntad política para conseguir un cambio real. “Por mucho que hagamos nosotros desde el activismo, son los que gobiernan los que pueden cambiar las cosas".  “Estamos hartos de que se utilice al pueblo gitano y que no se cuente con nosotros”, concluye.

Aclaración del Govern

Por su parte, desde Treball, Afers Socials i Família aclaran que el Govern aprobó este martes "la memoria preliminar del anteproyecto de ley" para crear el Instituto Catalán del pueblo gitano, "que pasará a consulta pública". En esta fase administrativa "todavía no se ha debatido el contenido concreto" del organismo, y avanzan que cuando finalmente esta propuesta se lleve a trámite, "se pondrá en conocimiento de todos". 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información