Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen aérea del Eix Transversal / EP

El Govern pagará 483 millones para liquidar la concesión del Eix Transversal

La empresa Cedinsa, adjudicataria de la autovía C-25, acudirá a los tribunales para revertir la decisión de Economía

3 min

La Generalitat de Cataluña ha decidido rescindir por anticipado la concesión de la autovía C-25, más conocida como Eix Transversal, que discurre entre Cervera y Caldes de Malavella.

Para ello, la Consejería de Economía y Hacienda pagará un máximo de 482,6 millones de euros a Cedinsa, la adjudicataria de la construcción y explotación de la infraestructura. El Ejecutivo autonómico estima que esta operación permitirá un ahorro en términos corrientes de 810,4 millones hasta 2040.

Rechazo de la concesionaria

El contrato con Cedinsa, participada mayoritariamente por la francesa Vauban Infraestructure Partners, fue firmado en 2007 e incluía una posible resolución anticipada en 2017, 2022 y 2027. Los 482,6 millones corresponden a la actualización con la tasa del 5% anual del importe del contrato de 2007, que fue de 221,09 millones de euros.

La compañía ya ha manifestado su oposición a la voluntad del Govern de resolver anticipadamente la adjudicación, por lo que se da por hecho que presentará los recursos oportunos.

Impacto en las cuentas públicas

En 2010, la concesionaria pidió un préstamo de 50 millones de euros a la Generalitat, cuyo saldo vivo son 32 millones, que se deberían deducir del importe máximo previsto.

La liquidación tendrá un impacto en el déficit público de este año de 128,4 millones, ya que la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) ha valorado la autovía en 354,2 millones, que pasará a ser un activo de la Generalitat. Fuentes de Economía han asegurado que se trata de la "operación financiera con mayor impacto en las finanzas" en la última década.

Búsqueda de financiación

El Govern solicitó en marzo al Ministerio de Hacienda la financiación de esta operación a través de entidades bancarias. Esta petición fue aprobada y hasta ahora la Generalitat ha recibido ofertas de dos bancos, aunque en un primer momento el desembolso se efectuará con fondos propios.

Paralelamente, se ha pedido refinanciar esta transacción a través del Fondo de Liquidación Autonómica (FLA) de 2021. Esta solicitud aún no se ha autorizado, aunque fuentes del departamento sostienen que informalmente se cuenta con el visto bueno del Ejecutivo central.