Menú Buscar
Una de las fosas comunes halladas en Cataluña / GENCAT

El Govern destina 1,2 millones al estudio de las fosas comunes del franquismo

La actuación forma parte del Programa de Identificación Genética de la Consejería de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores, competente en memoria histórica

3 min

El Gobierno catalán ha sacado a concurso la contratación de un servicio técnico de localización, recuperación y análisis genético de restos óseos hallados en fosas de la Guerra Civil y la dictadura franquista. El valor del contrato asciende a 1.239.669 euros, tiene una duración de 18 meses y es prorrogable.

La cifra es relevante, dado que el presupuesto que la Generalitat destina en total a la memoria histórica asciende a 3,6 millones, de los cuales 1,8 millones corresponden al Memorial Democràtic –entidad cuyo presupuesto quedó reducido hasta un 60% durante los primeros gobiernos de Artur Mas--, 1,1 millones al Institut Català Internacional per la Pau, 300.000 al Consorci Memorial dels Espais de la Batalla de l’Ebre y otros 300.000 al Consorci del Museu Memorial de l’Exili.

Localizaciones

El objetivo de la licitación es contratar los servicios de localización, recuperación y análisis antropológico y genético de retos óseos humanos de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

En 2016, la conselleria de Asuntos y Relaciones institucionales y Exteriores, y Transparencia, cuyo titular es Raül Romeva, asumió las competencias en materia de memoria democrática, que en base a este concurso, recurre a los servicios de una empresa externa para que acuda al territorio donde se haya localizado una fosa y realice labores de prospección, recogida de restos, excavación y, si es necesario, exhumación y recuperación de restos.

Entre los lugares a los que se deberán desplazar ese equipo figuran las fosas de Els Guiamets, La Torre de Fontaubella, Pradell de la Teixeta y El Molar (Priorat); las fosas de Alfés, Aspa, Artesa de Lleida y Soses (Segrià); las fosas de Prats de Lluçanès (Osona); las fosas de la Batalla del Ebro que se localicen próximamente (Terres de l’Ebre); la fosa de La Peixera, situada en Artesa de Segre (Noguera); la fosa de Mas Can Ranxet, situada en Portell-Sant Ramon (Segarra), la fosa de Cassà de la Selva (Selva) y Can Maçana, en El Bruc (Anoia).

Cruce de información

El contratista deberá realizar una memoria interdisciplinaria --histórica, arqueológica y antropológica-- por cada intervención técnica que se desarrolle. Asimismo, extraerá, analizará, preservará y custodiará, con todas las garantías científicas, muestras de ADN procedentes de los restos de personas desaparecidas, y depositarlas posteriormente donde la Generalitat le indique.

Esta actuación forma parte del Programa de Identifi­cación Genética de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, con la finalidad de cruzar la información de los perfiles genéticos de familiares desaparecidos y de los restos humanos encontrados, para intentar establecer relaciones de parentesco y, por tanto, determinar identificaciones personales.