Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, quien amenaza con más catalán para el próximo curso / EUROPA PRESS

El Govern también malinterpreta a Borrell: "Busca ofender a miles de catalanes"

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Patrícia Plaja, califica al alto representante de la UE de bromista sin gracia, aunque desconoce si con sus palabras se refería a Puigdemont o a Yanukóvich

3 min

El Govern también ha malinterpretado las recientes palabras del alto representante de la UE, Josep Borrell, sobre los líderes que huyen en coche cuando hay un conflicto y los que permanecen en primera línea, caso del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, cuyo país está en guerra con Rusia tras sufrir la invasión de las tropas de este país.

El debate parte de las recientes palabras de Borrell sobre Zelenski, del que ha dicho que "no es el tipo de líder que sale escondido en un coche". Ello ha sublevado a algunos sectores del independentismo, incluso a la radio pública catalana, Catalunya Ràdio, que han interpretado que se refería al expresidente catalán Carles Puigdemont, que huyó de España en un vehículo tras el 1-O y la declaración de independencia, y para esquivar la acción de la justicia española. Sin embargo, han obviado que el expresidente ucranio Víktor Yanukóvich también escapó de su país en coche en 2014 tras las protestas estudiantiles a favor de los acuerdos con la UE.

Plaja: "No está a la altura"

En cualquier caso, la portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja, ha aprovechado la situación para decir de Borrell que "se dedica a hacer bromas de carácter interno" que "solo le hacren gracia a él" y que sus comentarios "buscan ofender a miles de catalanes". "No es la primera vez que lo hace; demuestra una vez más que no está a la altura del cargo que ocupa en momentos de extrema dificultad", ha añadido, antes de declarar que esas afirmaciones lo "desacreditan" y "avergüenzan".

Inquirida sobre si el Govern era consciente de la huida de Yaunokóvich en coche, Plaja ha echado balones fuera y se ha limitado a decir entonces que deberían preguntarle a Borrell a quién se refería con sus palabras. Es decir, que la Generalitat carga contra el alto representante de la UE dando por hecho que se trataba de un ataque al independentismo, sin verificarlo.