Menú Buscar
Imagen de una residencia de gente mayor en Castelldefels / CG

El Govern niega ahora un hospital de campaña para mayores en Castelldefels

El ayuntamiento denuncia que la Generalitat bloquea por "no prioritario" un alojamiento provisional para ancianos con síntomas leves de Covid-19

3 min

El Gobierno catalán ha denegado el permiso de construcción de un hospital de campaña para mayores en Castelldefels (Barcelona). El ayuntamiento de la localidad, gobernada por el PSC, Movem-En Comú Podem y ERC, ha denunciado que la Generalitat de Cataluña "no ve prioritaria" la construcción de un alojamiento provisional para ancianos con síntomas leves de Covid-19.

Ha alertado de ello Ramon Morera (ECP), concejal de Salud de esta población de la conurbación de Barcelona. El electo ha advertido de que la Generalitat ha rechazado la construcción de un hotel salud para mayores contagiados con SARS-CoV-2 que han desarrollado la enfermedad aunque con un cuadro leve. Según Morera, que es médico de familia de profesión, el Ejecutivo autonómico "no ve prioritario el equipamiento".

"Preocupación"

El concejal ha subrayado que "desde el primer momento, hemos estado preocupados por esta realidad y por eso hace semanas que trabajábamos una propuesta que nos permitiera anticiparnos y ofrecer una solución". El equipo de gobierno planeaba un equipamiento provisional que diera cobertura a las 16 residencias de la localidad, que albergan a 800 mayores. "Son cifras muy superiores a las de municipios de su entorno", ha recalcado Morera.

En este escenario, el ayuntamiento pergeñó un hospital de campaña. Lo hizo inspirado por propuestas como Fira Salud, el centro sanitario provisional que se está montando en el recinto de Fira de Barcelona en L'Hospitalet de Llobregat. Colaboró en el diseño el sector hotelero. Ha sido todo en balde. "Han denegado la autorización por no ser prioritario", ha denunciado el edil.

Trabas en Sabadell

El no del Govern a un hospital de campaña para mayores contagiados con SARS-CoV-2 en estado leve en Castelldefels llega después de la polémica por las trabas que puso la Consejería catalana de Salud a una instalación similar en Sabadell. En este caso, el Departamento que pilota Alba Vergés (ERC) pidió que el equipamiento provisional "no tuviera un aspecto tan militar", pues en su construcción colabora el ayuntamiento, Médicos sin Fronteras y el Regimiento de Especialidades de Ingenieros 11 (REI11) del Ejército.

Los obstáculos que puso el Ejecutivo de Quim Torra a la instalación en la Pista Cubierta de Atletismo por la presencia de tiendas militares han llegado a la justicia. El magistrado de la sala de Instrucción número 3 de Sabadell, en funciones de guardia, ha incoado diligencias para saber si el Govern dio orden explícita de parar la obra. Como inicio al procedimiento, el instructor ha dado 48 horas a Salud para que informe de si existió dicha orden y quién la dio, pues ve indicios delictivos.