Menú Buscar
Los dirigentes independentistas condenados en la sentencia del 1-O en el patio de la cárcel de Lledoners / ÓMNIUM

El Govern confía en la exdirectora de Lledoners su 'giro penitenciario' tras la sentencia

La Consejería de Justicia quiere dar un mayor protagonismo a las políticas de tratamiento para potenciar programas formativos y psicosociales, así como los contactos de los presos con el exterior

18.10.2019 00:00 h.
4 min

Giro en la política penitenciaria catalana tras la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O. La Consejería de Justicia de la Generalitat ha cesado al subdirector general de Centros y Gestión Penitenciaria de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, Pedro Domínguez. Fuentes sindicales, que reconocen su gran profesionalidad, explican a Crónica Global que el Govern ha pensado en Paula Montero, exdirectora de la cárcel de Lledoners (Barcelona) para ocupar este cargo.

Este cambio se enmarca, según ha podido saber Crónica Global, en un giro de la política penitenciaria catalana consistente en dar un mayor protagonismo a las políticas de tratamiento para potenciar programas formativos y psicosociales, así como los contactos de los presos con el exterior con fines de reinserción.

Montero, que tiene una amplia trayectoria en el terreno penitenciario, fue la directora de la cárcel de Lledoners durante tres años, por lo que ha sido la responsable del centro durante la mayor parte del tiempo que los procesados por el 1-O han estado en prisión preventiva. La cárcel se ha convertido en un lugar de peregrinación de los activistas independentistas.

La directora del centro penitenciario Lledoners, Paula Montero / EE
La exdirectora del centro penitenciario Lledoners, Paula Montero / EE

El pasado mes de junio, Montero fue sustituida por Susana Gracia, en medio de fuertes acusaciones de trato de favor a los dirigentes independentistas encarcelados, algo que la Consejería de Justicia siempre ha negado. Se incorporó a los servicios centrales de la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima.

Ayer, el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) publicaba el cese de Pedro Domínguez como subdirector general de Centros y Gestión Penitenciaria de la citada Secretaría.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la consejera de Justicia, Ester Capella, en el juicio sobre el 1-O en el Tribunal Supremo / EFE
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la consejera de Justicia, Ester Capella, en el juicio sobre el 1-O en el Tribunal Supremo / EFE

Fuentes sindicales han explicado a este medio que la sustitución de Domínguez se debe “a un giro en la política penitenciaria” de la consejera de Justicia, Ester Capella (ERC). Desvinculan estos cambios de la sentencia del Supremo, que ha abierto el debate sobre el trato penitenciario que recibirán Oriol Junqueras, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Carme Forcadell. Es decir, si accederán al tercer grado en pocos meses.

Otro tipo de perfiles

Las mismas fuentes explican que Domínguez es un gran profesional y que, de hecho, el departamento le ofreció otra subdirección que él rechazó. “Quieren apostar por un modelo penitenciario donde el tratamiento gane más presencia y han pensado en otro tipo de perfiles”, añaden.

Paula Montero tiene una amplia experiencia en el mundo penitenciario. Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrerea penitenciaria en 1987 como educadora en la cárcel Modelo. En 1990 fue nombrada directora del Centro de Mujeres de Barcelona y, posteriormente, pasó a dirigir los Servicios Sociales Penitenciarios. Ha sido jefa de Sección de Tratamiento y subdirectora de Programas de Rehabilitación. Hasta que en 2016 fue nombrada directora del centro de Lledoners.