Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Simpatizantes independentistas, en una de las manifestaciones ante un cuartel de la Guardia Civil en Barcelona, ayer jueves / @assemblea (TWITTER)

El Govern 'cierra' Cataluña y permite las manifestaciones

A pesar del 'cerrojazo' de la restauración y las actividades culturales y deportivas, la prohibición de reunirse en grupos de más de seis personas no incluirá este tipo de concentraciones

Ricard López
4 min

Las nuevas restricciones de la Generalitat para intentar frenar la propagación del coronavirus no suponen un obstáculo para seguir ejerciendo el derecho de manifestación en Cataluña. Así lo ha anunciado este jueves la consellera portavoz del Govern independentista, Meritxell Budó, en una comparecencia ante los medios en la cual se han justificado "medidas drásticas y duras" para limitar el contacto social y la movilidad de la ciudadanía como mínimo durante los próximos 15 días.

Entre esas restricciones para evitar contagios se incluyen algunas nuevas, como el cierre perimetral de Cataluña --así como también el de los municipios en fines de semana-- o la suspensión de las actividades culturales y deportivas, y se han ratificado otras como el cerrojazo de bares y restaurantes, entre otras, como la clausura de grandes centros comerciales. Medidas que se suman al toque de queda nocturno impuesto desde el pasado fin de semana en toda la comunidad.

"El objetivo es preservar la salud, la economía y la educación, frenando la movilidad y la interacción social", ha manifestado Budó en su comparecencia. Sin embargo, y a pesar de la prohibición de reunirse en grupos de más de seis personas, esto no afectará a las manifestaciones si cuentan con el visto bueno del Procicat, como ya ocurrió en anteriores decretos del Govern independentista desde que irrumpió la pandemia en marzo.

Dirigentes 'indepes' concentrados ante la Generalitat

En este sentido, cabe recordar que tanto los dirigentes de la Generalitat como los partidos independentistas y sus entidades y asociaciones afines han seguido con sus movilizaciones incluso en los últimos días, cuando las autoridades catalanas han reconocido la preocupante situación sanitaria por la segunda ola de la pandemia.

Aragonès, Torra y Paluzie encabezan la protesta 'indepe' contra la operación de la Guardia Civil  / ÒMNIUM CULTURAL
Budó, Aragonés, Torra y Paluzie, junto a otros dirigentes, una de las protestas 'indepes' de ayer contra la operación de la Guardia Civil / ÒMNIUM CULTURAL

Así, apenas 24 horas antes de que Budó y otros miembros del Govern como el vicepresidente Pere Aragonès y los consellers de Sanidad e Interior --Alba Vergès y Miquel Sàmper-- anunciaran hoy estas medidas, diputados y dirigentes independentistas se manifestaron ante la Generalitat ante decenas de simpatizantes para protestar por las detenciones de empresarios investigados por el presunto desvío de fondos para financiar el procés. Y, por la tarde, sus entidades afines ANC, Òmnium y los CDR convocaron concentraciones en Barcelona y otras ciudades catalanas para hacer lo propio.

Algo que, por otra parte, se repitió en días y semanas anteriores, como las protestas convocadas por la CUP contra el toque de queda del pasado lunes, las marchas en coche de la ANC para manifestarse ante la prisión de Lledoners hace una semana, las minoritarias protestas de los CDR contra la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat --con quema de contenedores incluida-- o incluso en la Diada del pasado 11 de septiembre, organizada por la ANC y con limitaciones de aforo y otras medidas por razones sanitarias, por citar algunos ejemplos.