Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Damià Calvet, consejero de Territorio y Sostenibilidad del Govern, quien abrazó las tesis okupas de comunes y CUP en su decreto de vivienda / GENCAT

El Govern pretende sacar a Cataluña de la fase 3 en menos de un día

Aragonès y Budó se congratulan de haber recuperado la "autoridad" en Cataluña aunque Calvet recuerda que ciertos aspectos continuarán en poder del Gobierno hasta el fin del estado de alarma

4 min

La Generalitat desvela el porqué tanta insistencia con que Barcelona y Lleida pasaran a fase 3 de desescalada antes del fin del estado de alarma. El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha asegurado que la intención es que toda Cataluña salga de esta fase --y, con ello, deje atrás el plan de desconfinamiento-- en 24 horas como máximo. 

Con la unificación de toda la comunidad autónoma respecto a la desescalada, la Generalitat ha recuperado la mayor parte de las competencias que la emergencia sanitaria había trasladado al Gobierno central. Este hecho ha sido ampliamente aplaudido por miembros del Govern, como Pere Aragonès y Meritxell Budó. Eso sí, el estado de alarma finaliza el domingo y, hasta entonces, ciertos decretos marcados por el Ejecutivo central continúa teniendo vigencia.

La mínima fase 3 de Cataluña

"La intención es que la fase 3 dure como mucho un día, o unas horas", ha declarado Calvet en una entrevista en TV3. Tras la publicación de este cambio de fase en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el presidente de la Generalitat Quim Torra "firmará un decreto que vuelve a poner el poder de decisión" en el Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (Procicat) activado por la emergencia sanitaria. 

 

 

Declaraciones de Calvet sobre Cataluña en fase 3 / TV3

A partir de entonces, las máximas responsabilidades recaerán en las Consejerías de Interior y de Salud de la Generalitat, aunque no por completo. "Continuaremos, digamos, bajo el mandato de algunos de los decretos del Estado hasta la finalización del estado de alarma, que formalmente es el lunes", ha matizado Calvet, "No se puede hacer de otra manera". 

La alegría de Aragonès y Budó

Tanto Aragonès, vicepresidente de la Generalitat, como Budó, portavoz de la misma, han celebrado el avance del plan de desescalada en Cataluña, sobre todo, en lo que respecta a la toma de decisiones (casi) plenas. "Autoridad recuperada (que nunca deberíamos haber perdido)", ha tuiteado el de ERC destacando que esta era la "prioridad" del Ejecutivo catalán. 

Por su parte, la neoconvergente Budó ha recordado que este cambio desde el punto de vista político no quita que Cataluña continúe "en un estado de emergencia". Ha asegurado que, por encima de todo, estará la protección sanitaria al ciudadano, algo que también ha destacado Calvet.

Normas más sencillas

La también consejera de Presidencia ha destacado que uno de los compromisos del Govern en esta nueva etapa es "simplificar el conjunto de normas” decretadas durante los tres meses de estado de alarma. En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha opinado que la gran cantidad de decretos y reglamentos sobre el coronavirus "pueden crear una cierta confusión" a la ciudadanía, algo que pretenden revertir.

Ha desvelado que cada departamento de la Generalitat "hará un plan sectorial específico" a tal efecto, siempre bajo los dictámenes del Procicat y con la colaboración de las Administraciones locales. Uno de los objetivos del Ejecutivo catalán es dar un mayor impulso a la actividad económica. Entre las medidas a adoptar se estaría valorando el aumento del aforo en comercios, restaurantes y otros sectores, según ha apuntado Budó, aunque ha rechazado dar más detalles.