Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El líder del PSC, Salvador Illa / EUROPA PRESS

El PSC impulsa un 'Govern alternativo' con 15 consejerías en la sombra

Salvador Illa fiscalizará al ejecutivo de Aragonès con una estructura similar a un gobierno para erigirse en "referente político del cambio" en Cataluña

4 min

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha puesto en marcha un Govern en la sombra o alternativo con el que fiscalizará al ejecutivo autonómico presidido por Pere Aragonès. Se trata de una estrategia similar a la que impulsó Pasqual Maragall en el año 2000 para encabezar la oposición a Jordi Pujol tras ganar las elecciones en votos y no poder acceder a la presidencia de la Generalitat.

Esta estructura, que se presenta este domingo, contará con 15 consejerías alternativas, dos comisionados y un consejo técnico con la que el PSC pretende erigirse en "referente político del cambio" en Cataluña.

Romero, Granados y Pedret

La portavoz del Govern alternativo será Alícia Romero, que también asumirá el área de Economía, Hacienda y Sociedad del Conocimiento y será la cara más visible del mismo.

Junto a ella, la viceprimera secretaria del partido y vicepresidenta del Parlament, Eva Granados, será comisionada de Presidencia “para la Cataluña 2050, por un desarrollo sostenible y la lucha contra la desigualdad”, mientras que el secretario primero de la Mesa, Ferran Pedret, ejercerá como comisionado de Presidencia para el impulso federal, el memorial democrático y la ley electoral.

Nuevos consejeros socialistas

El portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Raúl Moreno, será el consejero alternativo de Asuntos Sociales e Infancia, mientras que el diputado Jordi Terrades se encargará de Infraestructuras, Territorio y Vivienda; Òscar Ordeig, de Industria, Empresa, Comercio, Turismo y Agenda Digital, y Pol Gibert, de Trabajo. Por otro lado, Gemma Lienas se ocupará de Igualdad; Esther Niubó, de Educación y Formación Profesional; Rosa Maria Ibarra, de Mundo Agrario, Pesca, Alimentación y Reto Demográfico; Silvia Paneque, de Transición Ecológica; Assumpta Escarp, de Salud; Rocío García, de Cultura, y Rubén Viñuales, de Justicia.

El secretario general de Units, herederos de Unió, Ramon Espadaler, asumirá el área de Seguridad y Convivencia; Marta Moreta, la de Mundo Local, Función Pública y Deporte, y David Pérez, la de Transparencia, Gobierno Abierto y Medios Audiovisuales, y la analista Mireya Fuente será secretaria del gobierno alternativo socialista. Illa creará así una estructura gubernamental de control al ejecutivo de Aragonès, con una oposición enfocada en el detalle de cada departamento de la Generalitat.

Las cuatro propuestas del ‘Govern’ de Illa

Esta iniciativa está inspirada en los shadow cabinets de la política británica, como herramienta de oposición y con la mirada puesta en el largo plaza para impulsar una alternativa real al Govern de Aragonès. Este gobierno en la sombra socialista pretende, además, impulsar cuatro propuestas como si de un ejecutivo real se tratase: un pacto ante la pandemia de coronavirus, uno sobre los fondos europeos, un acuerdo por la renovación de los altos cargos designados por el Parlament, y otro acuerdo para el pluralismo, por “unos medios públicos en todas partes y para todos”, y una ley electoral catalana.

Más allá de estas iniciativas, Illa pretente fiscalizar al Govern mediante un seguimiento constante de cada departamento, al detalle y con una persona enfocada en cada campo del Ejecutivo real de ERC y JxCat. Los 15 consejeros socialistas, además, se reunirán cada dos viernes, para aprobar compromisos y medidas que presentarán después públicamente.