Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo

El Govern irrita a los alcaldes: piden herramientas frente al Covid y defienden el toque de queda

Diversos municipios denuncian que la Generalitat les transfiera la responsabilidad en lugar de pedir una medida que ya se aplica en Valencia, con una incidencia de contagios menor que Cataluña

Ricard López
7 min

Diversos alcaldes catalanes se han rebelado contra el Govern por dejar en una simple recomendación el cierre plazas y playas por la noche, y le exigen que aporte herramientas para cumplir esa medida para frenar la oleada de contagios de coronavirus: entre ellas, un toque de queda que la Generalitat continúa estudiando, a pesar de que en otras autonomías con una incidencia menor de la pandemia como la valenciana ya se aplica.

La Generalitat de Cataluña acordó ayer lunes, tras la explosión de contagios de coronavirus en su territorio en las últimas semanas, limitar las reuniones a diez personas y que todas las actividades acaben como máximo a las 00:30 horas. Aunque la resolución, al afectar a derechos fundamentales, necesita recibir el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que tiene un plazo de tres días para resolver.

Delega en los municipios y sin toque de queda

Entre el paquete de nuevas medidas anti-Covid figura la recomendación del Govern a los ayuntamientos de que cierren plazas, playas y otros espacios donde se puedan producir botellones o aglomeraciones de gente por la noche. Una propuesta que ya han criticado diversos alcaldes, quienes recriminan a la Generalitat que les transfiera la responsabilidad de velar por que todas las actividades cesen a las 00:30 horas y que no haya aglomeraciones en espacios públicos sin tener las suficientes herramientas, ni tampoco el toque de queda.

"Pedimos a la Generalitat que haya claridad. No puede ser que si la Generalitat de momento ha descartado pedir el toque de queda, de alguna forma, haga un toque de queda informal y traspase la responsabilidad a los ayuntamientos, que no tenemos medios suficientes para llevar esto a la práctica", ha señalado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en declaraciones en Catalunya Ràdio.

También se han quejado públicamente, entre otros, el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, que ha pedido a la Generalitat valentía para decretar el toque de queda. Una medida que, de hecho, ya estuvo en vigor hasta el pasado mayo en España para frenar la pandemia.

En declaraciones a TV3, ha reclamado la misma medida la alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, Mireia Ingla, mientras que la de Castelldefels, Maria Miranda, ha criticado que el Govern dé recomendaciones sin aportar "refuerzos" para poderlas aplicar.

Hartazgo en el Vallès

En una línea similar, el consejo de alcaldías del Consejo Comarcal del Vallès Occidental (CCVOC), reunido este martes, ha avisado de que las medidas del Govern son insuficientes.

El organismo supramunicipal ha decidido trasladar a la Generalitat "la imposibilidad del mundo local de dar cumplimiento" a las limitaciones fijadas por el Ejecutivo catalán, así como la necesidad de criterios claros y únicos para la suspensión o no de actividades culturales y asociativas y del cierre de parques y espacios públicos, según informan en un comunicado este martes.

Asimismo, exige un refuerzo de la Atención Primaria en la comarca ante la "tensión importante" que vive, reclama una mayor coordinación entre las diferentes consejerías a la hora de tomar decisiones y subrayan el papel del mundo local para colaborar y trabajar conjuntamente.

Cataluña, a la espera del confinamiento nocturno

Para calmar a los alcaldes, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha garantizado "ayuda institucional" a los ayuntamientos y ha explicado que el Departamento de Interior ya está diseñando dispositivos conjuntos entre Mossos d'Esquadra y las policías locales.

En paralelo, ha asegurado que, como reclaman algunos alcaldes, tienen "sobre la mesa" el toque de queda nocturno, sobre el que están terminando un informe jurídico siguiendo la experiencia del caso de Valencia. Una autonomía donde la incidencia del coronavirus es menor que en Cataluña, pero donde el toque de queda ya se aplica, a instancias de su Ejecutivo autonómico.

En este sentido, la portavoz ha admitido que el Tribunal Superior de Justicia valenciana ha "allanado el camino" después de haber avalado el toque de queda en 32 localidades de dicha comunidad.

Restricciones insuficientes y tardías, según los médicos

En todo caso, ha aclarado que será después de la aprobación de las restricciones por parte del TSJC y, una vez el Govern disponga del informe jurídico sobre el toque de queda, cuando van a decidir sobre el confinamiento nocturno para Cataluña.

El colectivo médico también presiona para incrementar unas restricciones que creen que llegan tarde y son insuficientes, según han valorado el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, y el de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFIC), Antoni Sisó.

Casi 9.000 contagios en un día

Este martes, Cataluña continúa siendo la comunidad autónoma más afectada por la quinta ola de la pandemia de coronavirus, al sumar otros 8.585 nuevos contagios y cinco nuevas muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas, mientras el número de pacientes hospitalizados ha crecido hasta los 1.058, de los que 209 están en la uci.

Para hacer frente a la variante delta, la Consejería de Salud catalana se ha comprometido a terminar las segundas dosis de la vacuna al grupo de 60 a 69 años de edad en las próximas dos semanas, cuando una cuarta parte de este grupo aún no ha terminado la pauta.