Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Gonzàlez-Cambray, consejero catalán de Enseñanza, en una rueda de prensa / EP

El Govern se reponsabiliza de aplicar el 25% de castellano

La Consejería de Educación notifica al TSJC que se encargará de aplicar el mínimo de lengua española en las aulas: tiene dos meses para hacerlo

4 min

El Govern asumirá el despliegue del 25% de castellano en las aulas catalanas. La Consejería catalana de Educación ha comunicado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que se encargará de implementar el mínimo de horas en español en las aulas regionales, algo a lo que la justici ha obligado. 

Según ha avanzado TV3, el Departamento que dirige Josep Gonzàlez-Cambray ha asumido la inclusión de más castellano en los proyectos educativos. Con ello, el equipo de Gonzàlez-Cambray buscaría "quitar responsabilidad" a los centros educativos y a los docentes. 

Dos meses para hacerlo

El movimiento del Gobierno catalán llega 19 días después de que el TSJC avisara al Ejecutivo regional de que la sentencia del Tribunal Supremo que liquida la inmersión lingüística es firme. Fue el pasado 21 de enero,  cuando el Tribunal emitió un decreto de firmeza de la sentencia de finales de 2020 que obligaba al Departamento catalán de Enseñanza a aplicar el 25% de español en las escuelas públicas de la autonomía. 

En la comunicación, la segunda instancia judicial instaba a la Administración regional a cumplir la orden. No obstante, asistía a la parte notificada interponer recurso de reposición. Sea como fuere, la Generalitat de Cataluña tiene dos meses para aplicar la sentencia del Tribunal Supremo, como recordó el TSJC

Será la Consejería de Cambray

En su notificación, la segunda instancia judicial también preguntó al Ejecutivo autonómico qué órgano sería el encargado de cumplir la resolución del Supremo. A ello, el Govern respondió que será el Departamento catalán de Enseñanza. Sin embargo, no está claro en estos momentos qué respuesta dará la Consejería de González-Cambray. 

De hecho, el propio conseller avisó inicialmente de que la sentencia no se cumpliría, aunque luego matizó su postura. En cualquier caso, el equipo del titular de Enseñanza tiene ahora dos meses para hacerlo. 

Si alguien lo pide, se ejecutará

Si el Ejecutivo catalán no ejecuta la sentencia, ésta podría aplicarse igualmente si lo pide una de las partes o un afectado, con arreglo a la normativa vigente. Ello deja la inmersión monolingüe en catalán pendiente del Ministerio de Educación o de cualquier familia cuyo hijo estudie en una escuela pública de Cataluña lo pida. 

De hecho, diversas familias ya han impugnado los proyectos lingüísticos de diversos centros educativos regionales por la cantidad de horas de castellano que se dan, muy inferiores al 25% que ha avalado el Supremo. Una de los que lo hizo, de una escuela de Canet de Mar (Barcelona), fue acosada públicamente, algo que investiga la Fiscalía.