Menú Buscar
El abogado Gonzalo Boye / EP

Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont, citado a declarar por blanqueo de capitales

La juez llama al letrado, que representaba al narcotraficante Sito Miñanco hasta hace dos semanas

21.10.2019 16:03 h.
3 min

El abogado de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, tendrá que declarar ante la juez María Tardón (Audiencia Nacional) por un posible delito de blanqueo de capitales procetende del narcotráfico.

Boye está llamado a declarar el miércoles a las doce de la mañana ante la titular del Juzgado 3 de la Audiencia Nacional, que le investiga en el marco de una pieza separada por blanqueo derivada de la causa que se sigue contra el narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, a quien Boye dejó de representar hace unas dos semanas.

Boye, condenado por colaborar con ETA

Este siguiente paso sigue a la operación policial coordinada por la Fiscalía Antidroga de la Audiencia y que desarrollan agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía que la juez ha ordenado este lunes. Durante las pesquisas, se han practicado diversos registros, incluido el del domicilio y despacho de Boye.

Cabe recordar que Boye fue condenado en 1996 a 14 años de prisión junto a otros dos miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) chileno por colaborar con ETA en el secuestro del industrial español Emiliano Revilla, que se prolongó ocho meses y que finalizó con su liberación tras el pago de un rescate millonario.

Los antecedentes de Sito Miñanco

Durante su reclusión en prisión se licenció en Derecho y quedó en libertad en diciembre de 2002. Ha llevado causas de enaltecimiento del terrorismo como la del líder de Def con Dos, César Strawberry; o la del rapero Josep Miquel Arenas, alias Valtonyc, que fue condenado a tres años de prisión y que huyó a Bélgica para evitar su cumplimiento, donde también se encuentra Carles Puigdemont, al que Boye también defiende.

Por su parte, Sito Miñanco fue detenido en febrero del 2018 junto a una veintena de presuntos miembros de su banda investigados por delitos de tráfico de drogas, blanqueo y pertenencia a organización criminal de extrema gravedad. Las investigaciones apuntaban a que lideraba una importante red de narcotraficantes desde 2016, meses después de que se le otorgara la semilibertad, lo que le permitía dormir diariamente en el Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras (Cádiz). De hecho, fue arrestado cuando salía de ese centro.